El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mar.7/Dic/2021

Empresariales

Tendencias
Historias relacionadas

Existe una sobredemanda de consultas por dolor crónico a causa de la pandemia

Cuando el dolor se prolonga por más de tres meses es considerado crónico, una enfermedad en sí misma.
19 de octubre de 2021 12:05

El dolor crónico ocasiona que las actividades cotidianas que normalmente se dan por sentadas se vuelvan extenuantes y dolorosas, limitando la movilidad de quien lo padece y afectando significativamente su calidad de vida.  Éste fue uno de los principales temas que se presentaron durante el II Taller Latinoamericano de Dolor Crónico para periodistas, organizado por Grünenthal y la Federación Latinoamericana de Asociaciones para el Estudio del Dolor (FEDELAT).

El Dr. Marco Narváez, presidente de FEDELAT, recalcó que el impacto de esta enfermedad en la funcionalidad de las personas es una de las principales causas de discapacidad en la región, que frustra carreras, e inflige daño funcional, físico y psicológico al paciente y su familia. Se estima que 190 millones de latinoamericanos padecen de dolor crónico[ii] y alrededor de 12 millones de pacientes presentan incapacidad por dolor lumbar crónico, incidencia que podría verse incrementada con la pandemia por Covid-19.

“Con el avance de las campañas de vacunación en los países de América Latina, muchos pacientes están retornando a consulta, a ellos se suman quienes no habían sido diagnosticados o enfermaron en ese periodo, lo que ha producido una sobredemanda en la atención”, comentó Narváez.

Esta situación, unida al déficit de especialistas para el adecuado manejo del dolor, representa un importante desafío sanitario en Latinoamérica donde, según Narváez, el tiempo que tarda un paciente en acceder a diagnóstico y tratamiento oportuno puede extenderse hasta dos años.

Al respecto, el Dr. Felipe Mejía, presidente de la Asociación Colombiana para el Estudio del Dolor (ACED), apuntó que existe dificultad en el abordaje del dolor crónico debido a que, en muchos casos, “el paciente no es remitido oportunamente, así como tampoco es diagnosticado según su tipo de dolor”. El especialista añadió que, frecuentemente, el dolor crónico se percibe como un síntoma, cuando luego de prolongarse por más de tres meses, es considerado una enfermedad.

Asimismo, el dolor crónico puede afectar a cualquier persona independientemente de su sexo o edad. Mejía comenta que, si bien suele asociarse a enfermedades degenerativas presentes en edad avanzada, patologías como el cáncer o el periodo post operatorio, no significa que deban padecerlo. “Un adecuado diagnóstico nos aproxima al mejor manejo posible del dolor crónico y al control de su patología o de los síntomas dolorosos, dependiendo de su caso”, recalcó.

Por ello, ambos expertos coinciden en que es importante reconocer los síntomas para buscar atención especializada de manera oportuna. “Es fundamental generar conciencia sobre el autocuidado, así como considerar al dolor como el gran articulador de diagnóstico en diversas patologías” complementó Mejía. 

Según el tipo y la causa de la lesión, el dolor puede experimentarse como una sensación punzante, como ardor, quemazón o adormecimiento, sensaciones propias del dolor neuropático, el cual se genera por lesiones en las terminaciones nerviosas.

Con el objetivo de promover el conocimiento sobre esta enfermedad y visibilizar la urgencia de su abordaje, en el marco del Día Internacional Contra el Dolor, que se conmemora cada 17 de octubre, se llevó a cabo por segundo año consecutivo el Taller Latinoamericano de Dolor Crónico para periodistas. Un espacio para los profesionales de la comunicación que promueve la educación en dolor crónico y fomenta la divulgación científica de enfermedades poco conocidas.

“En la medida que sigamos creando más espacios de educación para profesionales de la salud, pacientes y periodistas, lograremos un mejor entendimiento y una mayor consciencia del impacto del dolor crónico en los pacientes y, en consecuencia, priorizar su debida atención en los países de Latinoamérica”, concluye el Dr. Narváez.

Hechos sobre el dolor crónico:

190 millones latinoamericanos sufren de dolor crónico. 4 veces más que quienes padecen de diabetes y 2 veces más que quienes padecen enfermedades cardiovasculares.

12 millones de personas presentan incapacidad por dolor lumbar crónico. Entre el 5 y 30% abandonan su trabajo a causa del dolor lumbar crónico.

13 millones de personas en la región presenta dolor neuropático localizado. La diabetes y el herpes zoster son las causas más frecuentes del dolor neuropático. 

2 años tarda un paciente en ser correctamente diagnosticado. 

Contenido externo patrocinado