Día Mundial de la pasta: lo que debes saber para sacarle provecho

14 de octubre de 2021 15:22

La pasta es uno de los platos más populares del mundo gracias a su versatilidad y facilidad para prepararla. Este sencillo alimento elaborado a base de agua, harina y sémola de trigo, y constituye un ingrediente esencial para lograr platos de alta cocina. Existen más de 600 tipos de pasta, por lo que es indispensable conocerlas más a detalle para disfrutarlas de manera adecuada.

En este contexto y a propósito del Día Mundial de la Pasta (25 de octubre), Francesca Pitrelli, experta en pastas de Santorino, comparte una guía completa al respecto.

Tipos de pastas más comunes:

  • A nivel mundial, los tipos de pastas son variados y en ocasiones pueden ser característicos de una zona o región. En este sentido, su clasificación puede darse considerando su forma: larga, corta, enroscada, troquelada o especial.
  • Pastas largas: Este es uno de los tipos más famosos y fáciles de reconocer en el mercado. Su presentación, además, puede ser enroscada como un ”nido”. Dentro de esta versión se encuentran: Spaghetti, Tallarin o Linguine, Cabello de Ángel y Fetuccine.
  • Pastas cortas: Su característica principal es el tamaño, en ocasiones su forma puede ser troquelada como: Macarrón o Penne Rigate, Codo Rayado o Pipe Rigate, Corbata Chica o Tripolini, y Tornillo o Fusilli.
  • Especial: Son de tipo laminado y plano, el principal exponente de esta categoría es la lasagna.

Diferencias y aplicaciones de cada tipo de pastas:

  • La pasta posee aplicaciones específicas, por ejemplo: las de formato largo son ideales para platos fuertes. Por otra parte, la corta es adecuada para sopas, ensaladas o gratinadas al horno.
  • El método de cocción de la pasta dependerá de su grosor, composición y región, por ejemplo: en Ecuador los tiempos pueden variar entre la costa y sierra, debido a su clima. Sin embargo, la base para prepararla siempre será la misma: agua hirviendo combinada con sal y aceite, este último elemento es recomendado para evitar que la pasta se pegue entre ella. Pero, si se cuenta con un producto de calidad elaborado a base de sémola de trigo como Santorino, no es necesario emplear un óleo, pues gracias a la tecnología de su composición se mantendrá en perfectas condiciones, sin presentar sobrecocción, que se deshaga o adhiera.

Cómo prepararla según cada tipo:

  • Al seleccionar un tipo específico de pasta para una receta, es importante considerar el tiempo de cocción recomendado en el empaque, esto evitará que se deshaga. Francesca Pitrelli, experta en pastas de Santorino, además, recomienda cocinar la pasta cuando está cerca la hora de servir; de esta manera se garantiza una textura perfecta y se potencia el sabor.
  • Considerar las porciones de acuerdo con la cantidad de comensales. Se puede optar por un cálculo de 80 a 100 gramos para adultos y en el caso de niños, 55 gramos. Para ello, los servidores de pasta poseen un agujero en el centro que sirve para indicar la ración (100 gr). Cuando se inicie el proceso de cocción, se debe verificar que la cantidad de agua sea suficiente, en caso de que no sea reducida no se logrará uniformidad. Se puede realizar un cálculo de 2 partes de agua por una de pasta, o la cantidad sugerida en el empaque.
  • Definir el evento u ocasión aporta a una visión clara del plato que se desea servir, esto permite la correcta selección de ingredientes, por ejemplo: en una cena familiar, los espaguetis son ideales para compartir; en un almuerzo la pasta corta será ideal por su practicidad para comer.

Acompañantes ideales según la pasta:

Los acompañantes perfectos para cada tipo de pasta deben ser seleccionados por su forma:

Pastas largas

  • Spaghetti y spaghettini: Su acompañante ideal son las salsas densas, pero suaves de sabor. Este tipo de pasta es muy buena para que se acompañe con pescado, o mariscos salteados sutilmente en un refrito de cebollas. También es apto para óleos aromatizados (aceite de oliva con ajo). Tradicionalmente, en Italia las pastas largas son acompañadas con salsas a base de tomate, por lo que es un ingrediente que siempre será perfecto.
  • Fettuccini: Este tipo de pasta, por su textura plana, es ideal para acompañar con salsas tipo bolognesa o ragú.

Pasta corta

  • Debido a su gran variedad, la pasta corta es perfecta para salsas contundentes y sobre todo para acompañarla con carne, ya que la absorción del sabor es inmediata. Crema, tocino, embutidos y quesos son también muy adecuados para combinarla.
  • Las verduras encuentran gran afinidad con este tipo de pastas, por lo que se pueden combinar con ensaladas, sopas o salsa fresca como pesto, quedan perfectas.

Contenido externo patrocinado