El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Sáb.25/Sep/2021

Empresariales

Tendencias
Historias relacionadas

4 formas en que las empresas pueden apoyar a los colaboradores en el regreso a clases semi-presencial

07 de septiembre de 2021 12:41

Luego de un largo periodo de educación virtual por la pandemia del Covid-19, ahora, gracias al avance de la vacunación y la reactivación económica, el retorno a clases semi-presenciales es una realidad para el nuevo año lectivo en el ciclo Sierra y Amazonía. Esto supone un reto para los trabajadores y padres de familia que también han retornado al trabajo presencial o a una modalidad híbrida.

De cara a esta nueva dinámica en los hogares, mantener el equilibro entre la vida personal, las responsabilidades como padres de familia y el trabajo, es uno de los principales retos. Para lograr aquel equilibrio es fundamental que las empresas generen políticas y estrategias para apoyar a los trabajadores en esta coyuntura.

Viviana Rodríguez, directora de Business Solutions de Adecco Ecuador, comparte algunas formas en las que las empresas pueden apoyar a los trabajadores para mantener niveles adecuados de productividad a la vez que se retoma la dinámica de volver a las aulas y todas las responsabilidades que ello supone.

  1. Flexibilidad de horarios
  • “Definitivamente debe haber una conciliación entre empleador y trabajador, en los casos que el cargo así lo permita, para lograr una flexibilización de horarios y / o días de trabajo. Optar por modelos de trabajo híbrido, podría ser una de las mejores alternativas para estos casos”, explica la vocera de Adecco.
  • El trabajo en casa seguirá siendo necesario para una parte de los trabajadores ya sea por sus condiciones de salud, funciones y responsabilidades según su cargo en la empresa o si son parte de la población de riesgo.
  • Ante este panorama, las modalidades que resultan más adecuadas para lograr equilibrar el trabajo ante el retorno a clases semi-presenciales son modelos híbridos, teletrabajo, trabajo remoto, otras formas de trabajo flexible como los horarios escalonados, turnos alternos, horarios de rotación, entre otros.
  • Es importante que la empresa realice un diagnóstico de los trabajadores con hijos, tomando en cuenta las edades y su nivel de responsabilidad ante las tareas educativas de los mismos. Con base a ese análisis se puede plantear una reubicación a los trabajadores con tiempo disponible en áreas donde se requiera mayor presencialidad, o brindando la posibilidad de trabajos parciales.
  1. Crear un entorno de confianza para los trabajadores
  • Es necesario promover un cambio de gestión en las organizaciones basada en la confianza en los empleados para lograr trabajos más autónomos y flexibles. Una de las formas para lograrlo es fomentar la comunicación abierta en cuanto a los ritmos de trabajo, la gestión del tiempo y las rutinas de cada colaborador.
  • Mantener una comunicación abierta para escuchar las preocupaciones e ideas de los colaboradores es esencial para mantener la confianza y la motivación, esto permitirá potenciar el rendimiento del colaborador.
  • “Con el teletrabajo, evidenciamos relaciones laborales basadas en la confianza, estas relaciones de confianza se deben mantener en esta nueva dinámica, los colaboradores deben sentirse seguros para tomar decisiones sin temer repercusiones negativas. De igual manera, los directivos deben comunicar el propósito del cargo y lo que se espera de la gestión y los KPIs de medición que se usarán. También se debe involucrar a los colaboradores en la cultura organizacional e invitarlos a ser embajadores de esta”, apunta Rodríguez.
  1. Garantizar el bienestar de los trabajadores y su familia
  • Parte importante en este cambio de dinámica es mantener los niveles de bienestar y seguridad en los colaboradores ya que esto se traduce en un mejor rendimiento y productividad. Para ello, se recomienda trabajar de la mano con los Sistemas de Gestión de Salud Ocupacional para dar apoyo a los trabajadores y detectar riesgos de agotamiento y saber cuándo hay que reasignar tareas o miembros del equipo.
  • Si se opta por modalidades flexibles es importante definir que mientras se ejecute la jornada laboral de forma remota, la empresa debe garantizar el derecho a la desconexión tras cumplir con el horario de trabajo asignado o las tareas diarias. De esta manera, los padres de familia podrán ocupar el tiempo que sea necesario para acompañar a sus hijos en este nuevo período escolar.
  1. Promover estrategias para evaluar el rendimiento de los trabajadores

 

  • Ante un cambio en la rutina de los hogares con el ingreso a clases, es fundamental, como se ha señalado antes, lograr una conciliación entre trabajador y empleador para conseguir una mayor flexibilidad a fin de responder a las responsabilidades laborales y personales. Ante esta apertura, también es clave generar espacios de medición que permitan evaluar el desempeño y respuesta de cada persona. Para ello, la especialista de Adecco Ecuador recomienda:

 

  • Establecer objetivos claros y realistas
  • Priorizar el trabajo por resultados
  • Brindar feedback al colaborador
  • Utilizar un software de monitoreo de actividad
  • Evaluar la calidad del tiempo de trabajo del empleado
  • Por parte de los trabajadores también se pueden generar estrategias a fin de mantener los niveles de organización y productividad adecuados ante esta nueva normalidad con las siguientes acciones:
    • Definir espacios y horarios de trabajo
    • Fijarse objetivos diarios, realizar un seguimiento de las tareas realizadas
    • Eliminar las distracciones
    • Crear hábitos y rutinas que permitan el mejor desempeño
    • Evaluar cuáles son las horas de mayor productividad y concentración
    • Hacer pausas
    • Priorizar las tareas y actividades
    • Aplicar el método Kanban (tarjetas visuales para cada tarea)
    • Hacer un check list diario de tareas cumplidas

Contenido externo patrocinado