Portugal va con mínima ventaja a Estocolmo

19 de noviembre de 2013 - 00:00

Motivada por la ventaja obtenida en el partido de ida, Portugal apostará de nuevo a la inspiración de su capitán, Cristiano Ronaldo, para dejar en el camino a la Suecia de Zlatan Ibrahimovic en el crucial encuentro de vuelta por la repesca.

Paulo Bento, DT de Portugal, repetirá la alineación con la que ganó la semana pasada a  Suecia.Si los ‘lusos’ obtienen un resultado favorable, Ronaldo, de 28 años, jugará su tercer mundial, después de los de 2006 y 2010, y guiará a Portugal al sexto de su historia (1966, 1986, 2002, 2006 y 2010).

Con el gol de Ronaldo, la semana pasada, los portugueses están más cerca del Mundial de Brasil después de haber firmado un irregular partido caracterizado por más voluntad que buen juego.

El seleccionador Paulo Bento repetirá la alineación, con un sistema 4-3-3. A pesar de perder por varios centímetros en altura ante los suecos, Bento mantendrá su once titular y pedirá concentración máximo en las jugadas con pelota parada. Los expeditivos Pepe y Bruno Alves serán los encargados de frenar de nuevo las acometidas de Ibrahimovic, que en el Estadio Da Luz de Lisboa se olvidó del papel decisivo que tantas veces desempeñó. Rui Patricio, seguro en el encuentro de ida, continuará en la portería flanqueado por los laterales ofensivos Fábio Coentrao y Joao Pereira, fundamentales para oxigenar el ataque luso.

El tridente del centro del campo lo compondrán Miguel Veloso, Raúl Meireles y Joao Moutinho, este último el principal pulmón del equipo. Nani, en un costado, y Hélder Postiga, por las zonas centrales del ataque, acompañarán a Ronaldo, quien se mueve con total libertad.

Con su tanto del viernes, la estrella del Real Madrid ya suma 44 goles en 108 partidos internacionales y se acerca a tres del récord de Pedro Pauleta (47).

Por su parte, Suecia afronta con moderado optimismo este partido, convencida de que el resultado se puede remontar con el apoyo de la hinchada y una receta clara: mantener la seguridad defensiva y mejorar el juego de ataque para aprovechar a Ibrahimovic, muy aislado en el partido de ida. ‘Ibra’ no recibió una sola pelota dentro del área portuguesa en todo el encuentro, y en la segunda parte, casi solo le llegaron balones aéreos, unas condiciones muy complicadas para que la esperanza sueca desarrollase todo su talento. El seleccionador sueco, Erik Hamrén, apunta a que Suecia presione más arriba para tratar de robar la pelota y buscar una mayor presencia ofensiva.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: