Maduro promete subir salarios a venezolanos entre un 38% y 45%

10 de abril de 2013 - 00:00

El presidente encargado de Venezuela y candidato presidencial, Nicolás Maduro, informó ayer que en el caso de proclamarse ganador en las elecciones de este domingo elevará los salarios a los trabajadores entre un 38% y 45%.

Esta noticia la reveló ayer al pie del Palacio de Miraflores en donde recibió una multitudinaria movilización de empleados públicos y gremios sindicales que aseguran querer “proteger” la revolución del mandatario Hugo Chávez, quien falleció el pasado 5 de marzo.

El candidato del chavismo anunció que en mayo próximo aumentará un 20% los sueldos, mientras que en septiembre se realizará una nueva alza del 15%. Finalmente, en noviembre de este año se podría incrementar entre un 5% y 10% según la inflación del país, que en estos momentos supera el 22%.

El salario mínimo venezolano es actualmente de 2.047 bolívares que equivale a unos 325 dólares, calculados al cambio oficial fijo de 6,3 bolívares por cada divisa estadounidense.

Maduro afirmó que caviló por mucho tiempo si dar a conocer sobre este aumento por estar en época de campaña, pero, dijo, así se hubiera comportado “su padre” -Hugo Chávez- a quien “solo le importaban los pobres y no hacía jugadas electorales”.

En marzo pasado su rival y candidato opositor, Henrique Capriles, ofreció un alza general de salarios del 40% en caso de llegar a la presidencia. Durante el discurso frente a los trabajadores, Maduro intentó abordar temas económicos, uno de los supuestos talones de aquiles del postulante, según la oposición.

En su intervención, que duró cerca de una hora, rememoró los beneficios de las misiones sociales como la de viviendas y la conocida “barrio adentro”, donde médicos cubanos brindan servicios médicos gratuitos a sectores vulnerables. Maduro alertó que en caso de que gane Capriles, las misiones se “privatizarían en beneficio de los que más tienen”.

Por su parte, Capriles visitó ayer la ciudad de Cumaná, en el estado Sucre,  donde se comprometió  a respetar la voluntad soberana del pueblo venezolano en el marco de la Constitución y las leyes de la República.

Los candidatos están autorizados por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para hacer proselitismo político hasta mañana, en que culminará una breve campaña de diez días.

Además, las autoridades venezolanas ordenaron ayer cerrar las fronteras y reforzaron las medidas de seguridad en el país para   evitar episodios de desestabilización y proteger los centros de votación durante el desarrollo de los comicios, en el  que se elegirá al sucesor del fallecido líder bolivariano.
Interés mundial por comicios

Decenas de correos electrónicos, llamadas furtivas y entrecortadas, mensajes de texto, ruegos por whatsapp... todo sirve para ser incluido. El proceso electoral en Venezuela convoca la atención del mundo y, sobre todo, de los medios de comunicación.

Por las calles de Caracas, en estos días, es lo más normal ver a periodistas recorriendo entidades públicas, visitando centrales políticas y entrevistando a los votantes. Pero lo que las audiencias desconocen es el complejo sistema de acreditaciones que hay en el país de cara a las elecciones.

Para realizar labores periodísticas en suelo venezolano es necesario e indispensable acreditarse ante el CNE que solicita una serie de documentos de los colaboradores y luego de corroborarlos, da el visto bueno. Sin embargo, este proceso tarda de 10 a 15 días.

De la misma manera hay que inscribirse en la base de datos del Ministerio de Información y Comunicación (Minci) para poder asistir a los actos oficiales del Estado, algo fundamental considerando que el presidente encargado, Nicolás Maduro, no ha dejado de lado sus funciones a pesar de que participa en los comicios.

Este último trámite resulta más ágil que el del CNE -puede tardar una semana-, sin embargo en las oficinas del Minci se palpa un ritmo vertiginoso de trabajo ante la avalancha de solicitudes enviadas de medios nacionales e internacionales.

Malil Liendo, encargada de acreditar a los medios foráneos, reconoce que el ritmo de trabajo se incrementó desde septiembre anterior cuando se acercaban las elecciones del 7 de octubre en las que venció Chávez. Pero que los niveles más altos de tráfico de acreditaciones llegaron para los funerales del comandante socialista: más de 3.000 periodistas foráneos.

Y es ahora de cara a los nuevos comicios presidenciales cuando se han llegado a cifras récord tomando en cuenta que más de 300 medios internacionales (más de 3.000 comunicadores) han solicitado acreditaciones.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP