Postergar las elecciones no habría ayudado, según observadora internacional

La analista política María del Carmen Villarreal expresó su opinión respecto al proceso electoral
10 de abril de 2021 23:36

María del Carmen Villarreal es una de las observadoras internacionales que llegó al Ecuador para presenciar la segunda vuelta electoral del domingo 11 de abril. Como parte de la misión de observadores, su rol es acompañar el proceso, garantizar que no existan irregularidades y que todo se desarrolle de la manera más transparente.

Antes de los comicios conversó con El Telégrafo sobre el análisis previo que hace a la jornada democrática que se celebrará en el Ecuador y su parecer acerca de efectuar un proceso como este en época de pandemia.

¿Ha notado cierta mejoría en la organización de esta segunda vuelta, con respecto a la primera?

Quisiera destacar que el Consejo Nacional Electoral (CNE) ha tenido un trabajo excelente en intentar realmente mejorar. La primera vuelta fue un desafío y eso cabe recalcarlo. Para esta segunda vuelta hubo aprendizajes, como el tema de las filas de espera.

Vale comentar que como sociedad tenemos una evaluación de nuestras instituciones bastante baja, les cobramos y exigimos mucho. Es importante tener una opinión critica, pero también debemos dimensionar un poco qué les estamos exigiendo, y que sea de acuerdo a lo que esas instituciones pueden hacer.

Por la situación sanitaria del país, en las últimas semanas circulaban opiniones que sugerían aplazar los comicios de este 11 de abril. ¿Era una buena idea?

Tuvimos una primera vuelta que se realizó con éxito pese a las dificultades. El CNE recibió bastantes elogios de parte de la primera misión de observadores. Creo que la decisión que se tomó fue la correcta (mantener el calendario electoral) porque tú podrías incluso postergar el proceso en función de una emergencia sanitaria, pero eso no puede imponerse de manera arbitraria. Tiene que haber un consenso de parte de los candidatos.

Si viviéramos un contexto como el de Brasil, eso requeriría que realmente no se celebraran las elecciones. En el caso del Ecuador el tema de la pandemia es grave, aunque creo que la decisión que se tomó fue la correcta. En el contexto que estamos viviendo tan difícil, postergarlas no hubiera ayudado. Valorando a la democracia, lo que se ha hecho es mantener el cronograma previsto.

El Gobierno tomó una serie de medidas durante esta semana, algunas de ellas más restrictivas, pero ¿Hace falta disciplina de los ciudadanos?

Hay un tema de corresponsabilidad individual también, como usar mascarilla, mantener la distancia, eso nos corresponde a nosotros como ciudadanos. El CNE debe prever en organizar los espacios, un trabajo que en general fue bueno, aunque siempre mejorable.

Las elecciones es un proceso colectivo en el que participamos todos, por eso cabe que haya un proceso de responsabilidad individual de los ciudadanos para ejercer el voto de la mejor manera, cumpliendo los protocolos previstos.

Hay quienes dicen que la democracia se fortaleció por llevar a cabo un proceso electoral en esta época.

Las pandemias son fenómenos que nos desafían como sociedades. Es importante pensar en la habilidad de los seres humanos para encontrar mecanismos que resuelvan situaciones. El covid-19 nos afectó muchísimo nuestro ciclo de vida, pero no necesariamente por la pandemia no se van a celebrar elecciones, aprobar leyes, etc.

Hay eventos que son centrales para la sociedad y requieren esfuerzos para llevarlos a cabo. Es algo que se puede postergar en casos de extrema necesidad, pero mientras se encuentren soluciones se pueden organizar en un efecto pandémico. No se desbordaron contagios ni colapsó el sistema sanitario por la primera vuelta.

En la media que eso se maneje bien y se organicen horarios para que no todo el mundo se acumule y las personas respeten el mecanismo, vamos a tener elecciones que se realicen lo más normal posible.

Usted, como experta electoral y observadora internacional, ¿Considera que era válido analizar la implementación del voto facultativo?

El tema del voto optativo y obligatorio es un bastante complejo y cada sociedad lo resuelve de manera individual. Es fruto de consensos y acuerdos históricos. Pienso que es algo que debe ser decidido colectivamente y no imponerse de un momento o al otro.

Pero insisto, una elección es fundamental para nuestras vidas porque serán las políticas de gobierno que tendremos en los próximos cuatro años y es un decisión que no me parece que deba tomarse a la ligera o dejarse de lado con tanta facilidad. (I)

Te recomendamos

Las más leídas