Derechos, economía y fiscalización, en la agenda legislativa de la izquierda para 2021-2025

“Es momento de que quienes más tienen aporten más para salir de la crisis”: Silvia Vega
10 de febrero de 2021 00:10

Pachakutik, el brazo político del movimiento indígena ha conseguido resultados inéditos para el próximo legislativo que iniciará a trabajar el 14 de mayo de 2021. Con 27 asambleístas tiene una fuerza importante que, independientemente de lo que suceda en la segunda vuelta, le permitirá tener una voz en el siguiente periodo.

Pero no solo eso, hay un espectro de izquierda y centro izquierda que genera expectativas. Gobernabilidad en caso de que Yaku Pérez gane la Presidencia de la República y, la posibilidad de impulsar normativas y fiscalizar, en caso de que no suceda así.

¿Qué temas son los más urgentes para la izquierda al iniciar el periodo legislativo?

Según Salvador Quishpe, que encabezó la lista para la legislatura y tendrá un curul en la Asamblea, hay una urgencia económica. “La Asamblea Nacional debe regular las tasas de intereses. Necesitamos que con créditos baratos, los agricultores puedan reactivar los campos, generando empleo, promoviendo la liquidez de la economía y alimentando más y mejor a nuestros niños. Es un círculo virtuoso porque sostenemos la dolarización y erradicamos la desnutrición infantil,” detalló.

Silvia Vega, docente y analista política asegura que la Asamblea tiene la tarea de vigilar la ejecución las políticas públicas encaminadas a enfrentar la crisis sanitaria. “La economía debe ser manejada con mucha sabiduría. Se deben priorizar la salud y la vacunación contra el covid-19 de forma masiva y lo más urgente posible”, recalca.

El dirigente educativo, Jorge Escala, asegura que la Alianza que Unidad Popular realizó con Pachakutik es la ganadora de estas Elecciones Generales y por lo tanto debe responder a los anhelos de sus electores. “La Asamblea debe fiscalizar y legislar para que el atraco al Ecuador no quede en la impunidad, pero además se debe reformar leyes antidemocráticas y antiobreras como la Ley Humanitaria. Necesitamos aprobar una nueva Ley de Seguridad Social para hacer del IESS una entidad autónoma y eficiente.”

¿Es la Alianza Unión por la Esperanza, UNES, un movimiento de izquierda? El debate es amplio, Vega señala que el correísmo se aprovechó del discurso de izquierda, pero lleva en la práctica elementos populistas que hacen difícil de definirlo.

Sin embargo el correísmo tendrá un bloque importante de (hasta el momento y de forma preliminar) 49 legisladores. La posibilidad de aprobar leyes pasará por un diálogo con las bancadas más fuertes, UNES, entre ellas. (Ver cuadro de espacios según organización política).

La abogada y politóloga Jessica Jaramillo señala que el amplio espacio que tendrá la izquierda y centro izquierda deberá ser usado para convocar a la reconciliación nacional y terminar con la polarización. “Hay varios temas que la ciudadanía espera de sus representantes. Entre ellos la construcción de un Estado de Bienestar, la reducción de la pobreza multidimensional; la agenda de derechos como la despenalización del aborto, entre otros”.

Vega recalca que el próximo legislativo pondrá a prueba la capacidad de generar los espacios de diálogo y consensos, sin embargo recalca que es necesaria una mirada de equidad en la gestión. “Durante toda la etapa democrática del Ecuador la crisis se ha puesto en los hombros de los sectores más empobrecidos. Es momento que quienes más tienen, más aporten para salir de la crisis”.

Con este señalamiento está de acuerdo Quishpe y Escala. “La renegociación con las empresas telefónicas deben partir de los intereses nacionales y no beneficiar a las multinacionales”, afirma el primero. “Es necesario que los grandes evasores de impuestos dejen de ser favorecidos con remisiones tributarias y que empiecen a poner el hombro para sacar adelante al país”, acota Escala.

Te recomendamos

Las más leídas