El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mié.3/Mar/2021

Mundo

Tendencias
Historias relacionadas

Primera película en lengua aimara se estrena en Perú

22 de abril de 2018 00:00
La lengua aimara, una de las 47 de Perú, se habla sobre todo en la zona fronteriza con Bolivia, donde se encuentra el Titicaca.
Fotos: cortesía
Lectura estimada:
Contiene: palabras

La película Wiñaypacha (eternidad), el primer largometraje peruano íntegramente en aimara, llegó a los cines de Perú con una historia de carácter indigenista sobre la migración y la desintegración de la familia, incluso en los ámbitos más rurales de los Andes, contó a Efe su director, Óscar Catacora.

Tras ser premiada en los festivales de cine de Lima y Guadalajara (México), Wiñaypacha se proyecta en 9 salas de cine de Lima y de 5 ciudades andinas como son Arequipa, Cusco, Huancayo, Juliaca y Puno.

Precisamente de Puno, ubicada a orillas del lago Titicaca, es originario Catacora y allí vive la mayor parte de los peruanos que hablan aimara.

El cineasta, de 30 años, reconoció que al inicio “fue sumamente complicado” apostar por hacer la película íntegramente en aimara “porque todavía en Perú hay discriminación hacia los pueblos originarios”. “Finalmente nos arriesgamos y estamos contentos y orgullosos de tener una película que poco a poco está siendo valorada no solo en Perú sino también en el extranjero”, dijo Catacora tras ganar, entre otros premios, el de mejor ópera prima en Guadalajara.

El largometraje narra las vivencias  de Willka y Phaxsi, una pareja de aimaras octogenarios que vive en algún lugar remoto de los Andes abandonada por su hijo, al que constantemente esperan que regrese de la ciudad a la que una vez se fue.

Los 2 ancianos son interpretados por Rosa Nina y Vicente Catacora, abuelo del director, quienes desconocían cualquier aspecto de una producción cinematográfica antes de embarcarse en este proyecto. “La idea era hacer una película realista y que reflejara con cierta verosimilitud el contexto andino”.

Sobre la temática de la película, Catacora comentó que se trata de un problema social que no solo se da en las zonas altas de los Andes sino en el mundo entero. El presupuesto del filme fue de 400 mil soles ($ 124 mil), la cantidad que el Ministerio de Cultura de Perú entregó como premio al ganar en 2013 un concurso de proyectos de largometraje. (I) 

Te recomendamos

Las más leídas