¿Y los “pasquines” de Jorge Ortiz y César Ricaurte?

02 de mayo de 2012 - 00:00

El muy culto y leído Jorge Ortiz ha calificado de pasquín a este diario. Se olvida de que la definición de pasquín es un  escrito anónimo que se fija en sitio público. El Telégrafo es el único diario público del Ecuador. No es estatal ni gubernamental. Tiene posiciones y una línea editorial clara. No le hace falta publicitarse para ganar cada día más lectores y un acelerado crecimiento en circulación. Por lo tanto ni es anónimo y menos se presta para albergar injurias.

Ha publicado en los últimos días lo que otros periódicos (seguramente los que Ortiz sí lee con atención y por eso está tan mal informado) no lo hicieron hace un año, cuando se jactaron, en primeras planas, de contar con más de 300 cables de WikiLeaks. Este diario, para conocimiento de Ortiz, tiene en su web más de 3 mil cables a disposición de todos los lectores. No oculta nada. Si fuera responsable con su cabeza debería encontrar y leer lo que dice la Embajada de EE.UU. sobre él y su ex canal Teleamazonas.

Igual para el supuesto periodista César Ricaurte, que hasta ahora no puede demostrarle al país si su organización es tal o solo de él y de su familia. Nos agrede porque hicimos lo que él, como periodista, nunca  podrá hacer: publicar lo que compromete a ciertos personajes del Ecuador con intereses que no son de nuestra Patria. Nunca este diario le calificó de informante o algo por el estilo.

Nuestro profesionalismo nos llevó a transcribir lo que la Embajada de EE.UU. dice de quienes eran sus “fuentes de confianza”, sus “contactos”. Ya le dijimos públicamente que si quiere hablar con nuestra redacción las puertas están abiertas. Pero parece que él solo tiene las llaves para entrar en ciertas oficinas de Washington o de entidades que financian actividades “sanas” y “honestas” a favor de la libertad de empresa, no de prensa.

Y Simón Espinosa, que también advirtió con seguirnos un juicio, mejor sería que rindiera cuentas de cuando fue funcionario del Municipio de Quito.