Ecuador, 17 de Mayo de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Trump: Error histórico

Llegó al poder por una combinación de factores. Por un lado, una contendiente, Hillary Clinton, que generaba mucha antipatía en gran parte del electorado; por otro lado, la indudable participación cibernética intrusiva del gobierno ruso y de una empresa británica que logró penetrar, vía teléfonos celulares, con sus mensajes favorables a Trump en un electorado indeciso; finalmente, también lo logró, apelando a una base nacionalista, blanca, poco educada, de clase media baja y xenófoba. Llegó también, hay que decirlo, por un sistema electoral anacrónico por el que colegios electorales permiten que el ganador en el voto popular pueda no ser el ungido, de hecho, Hillary Clinton lo superó por más de tres millones de votos.

Era difícil de creer que un millonario, sin trayectoria política, poco ilustrado, con historia de quiebras fraudulentas y ocultamiento de pago de impuestos, pudiere contender exitosamente con políticos de fuste, con trayectoria legislativa o de gobierno estatal. No obstante, queda demostrado que la vitrina de la televisión y candilejas, la banalidad de los espectáculos televisivos de realidad virtual y el estereotipo de “exitoso”, son suficientes para conquistar al electorado desinformado y emocional, en todo el mundo.

Llegó con el eslogan grandilocuente de “hacer a los Estados Unidos grande, nuevamente”, en clara alusión al injusto supuesto de que Obama deterioró al país. Donald Trump hizo todo mal. Una política exterior errática, indefinida, de cíclicos apegos y confrontaciones con China. Una amistad inexplicable con Vladimir Putin el neo zar autoritario de Rusia, cuyos intereses son claramente opuestos a los de Estados Unidos. Una política migratoria grosera e indignante por la que denigró a los inmigrantes mexicanos, desconociendo su aporte histórico al desarrollo económico de Estados Unidos, sobre todo en California, Nuevo México, Illinois, Texas y Arizona.

Por si fuera poco, el país más acaudalado del mundo es, sin duda, el que peor ha manejado la pandemia, en el que la ineptitud y vanidad del Presidente y sus gobernadores republicanos, corifeos, han provocado una devastación sin precedentes en más de un siglo. Finalmente, los niveles de aprobación de Trump han descendido por debajo del 40%, lo que anticipa su derrota electoral en Noviembre. ¡Ojalá! (O)