Con la sub-23 comienza el nuevo proceso de selecciones

- 18 de enero de 2020 - 00:00

La selección ecuatoriana de fútbol sub-23 empieza hoy el Campeonato Sudamericano de la categoría con la ilusión de repetir la hazaña que realizó la sub-20 el año pasado en Chile. La afición y la prensa especializada le tienen fe, porque la base de este equipo, también comandado por Célico, surgió del campeón continental de 2019. Este combinado tendrá la atención del pueblo futbolero y del cuerpo técnico de la selección absoluta, ya que de aquí saldrán los jugadores que formarán parte del primer equipo a mediano y largo plazo. El DT holandés español Jordi Cruyff es líder de la renovación del fútbol ecuatoriano y en el camino espera descubrir y ratificar jugadores para su plantel. Ecuador disputará el torneo sub-23 con nombres reconocidos en el medio: aparte de los campeones sudamericanos -Gustavo Vallecilla, Jackson Porozo, José Cifuentes, Sergio Quinteros y Leonardo Campana- están las figuras de clubes como Independiente del Valle, que obtuvo la Copa Sudamericana 2019. Ánthony Landázuri, Luis Segovia, John Sánchez, Alan Franco y Alejandro Cabeza son el aporte importante del conjunto de Sangolquí. Todos fueron titulares y determinantes en la conquista del torneo internacional. Incluso Franco ha sido designado para llevar la banda de capitán en uno de sus brazos.

La participación de esta selección es vista como el arranque de la nueva era de los combinados nacionales, y los integrantes del plantel, además de mostrar un buen rendimiento para que el equipo llegue lejos, también estarán jugándose un sitio en el combinado absoluto. Hoy, a las 18:00, tendrá al frente a Chile, que pondrá en el campo a otro ecuatoriano, que decidió nacionalizarse y atajar para la “Roja”, Omar Carabalí. El hijo de Wilson, exintegrante de Barcelona, Emelec y Deportivo Cuenca, llegó a Colo Colo cuando era juvenil y se siente un chileno más. Ecuador, en cambio, tendrá en su puerta a Moisés Ramírez, uno de los baluartes del once de Célico en el Sudamericano. El estratega argentino, calificado como el mejor formador del fútbol ecuatoriano, también va por confirmar que en el país hay talentos de sobra. (O)

 

 

Medios Públicos EP