Sobrepeso y sedentarismo, fatales para la salud infantil

- 13 de julio de 2018 - 00:00

El impacto de la era tecnológica algunos lo comparan con la Revolución Industrial, porque cambió todas las formas de producción. La internet, por ejemplo, cambió radicalmente la comunicación y ahora el mundo lo podemos recorrer con un solo clic.

Es tanta la información que circula a través de esa plataforma que resulta imposible concluir que “hemos visto todo”. Las personas se pueden pasar un número indeterminado de horas frente al computador o al teléfono celular, que también es un minicomputador; pero todo esto tiene severas consecuencias sobre la salud, especialmente en la primera etapa de la vida. El sedentarismo es todo lo contrario a la agitación o al movimiento y eso, en los niños, puede resultar fatal.

La sección Sociedad de este diario publicó esta semana un reportaje en el cual se advierten cambios alarmantes en relación con la salud de las personas y, especialmente, de los jóvenes que se ven amenazados por la obesidad que, además de tener una relación con la (mala) alimentación, está enganchada directamente con el hecho de pasar demasiadas horas sentados frente a un aparato electrónico, mediante el cual juegan y exploran. “La era digital ha traído muchos avances para la ciencia. Sin embargo, la modernidad ha producido cambios de hábitos en los niños y en los adolescentes”, advierte Vilmarie Rodríguez, oncóloga y pediatra de la Clínica Mayo, Minnesota.

Algunos datos: En México la obesidad infantil entre los 5 y 11 años era del 26% en 2012. En nuestro país, pero en 2015, alcanzaba al 29,9% de niños de la misma edad. El sobrepeso está ligado a algunas enfermedades crónicas graves, como la diabetes tipo 2, que se origina porque el cuerpo deja de producir insulina.

La hipertensión, enfermedades cardiovasculares y ciertos casos de cáncer son otras de las enfermedades causadas por la obesidad. Rodríguez mencionó la experiencia que tuvo con cuatro niños que presentaron embolia pulmonar, coágulos en sus piernas y otras patologías. Se pasaban -destacó- entre 4 y 20 horas diarias en actividades electrónicas. (O)