Simplificación de trámites es una prioridad para el Estado

- 12 de junio de 2018 - 00:00

Una de las mayores angustias para los usuarios cuando acudían a una institución del Estado, ya sea a declarar sus impuestos o a obtener una cédula o una licencia de conducir, era la deficiente atención del funcionario; también algunos problemas técnicos, como el típico “vuelva más tarde porque se fue el sistema”. Si bien la tecnología ha contribuido a simplificar la “tramitología”, la atención al público a veces es deficiente, esto ocurre en el sector público y en el privado. El Estado y todas sus ramificaciones requieren de procesos que los mantengan en permanente modernización. El tamaño del Estado y la eficiencia son también asuntos que merecen una constante revisión.

El secretario general de la Presidencia, Eduardo Jurado Béjar, que aún no cumple un mes en esa función, traza algunas prioridades y cree que la reestructuración del Estado requiere de un mejoramiento integral que debe comenzar “casa adentro”. La simplificación de los trámites figura entre las urgencias. Y Jurado Béjar aporta con ejemplos: el Ministerio del Ambiente tiene miles de licencias represadas, ese es un nudo crítico que “tenemos que ver cómo solucionar”, porque es un problema que se lo traspasa a otros ministerios, como los de la Producción, Minería y hasta los gobiernos autónomos. Para combatir la excesiva “tramitología” en las empresas se está implementando un sistema para mejorar la calidad del servicio público, la simplificación de trámites, una estrategia nacional de transparencia y de lucha contra la corrupción, anota el funcionario.

En una entrevista con este diario, expresa un diagnóstico sobre cómo encontró la organización de la empresa pública y de los ministerios: “Todo estaba totalmente desarticulado, desordenado y sin transparencia, ahora estamos corrigiendo todo porque los ministros, como el de Economía, están transparentando las cifras, el de Trabajo hace lo propio en relación con el crecimiento del tamaño del Estado”. Y en las secretarías se han detectado problemas por todos lados, en procesos y en transparencia de cifras. (O)