Cada una de nuestras acciones cuenta para salvar al planeta

- 23 de septiembre de 2019 - 00:00

Cientos de miles de niños y adolescentes se manifestaron hace unos días en varias ciudades del mundo exigiendo acciones concretas de parte de sus autoridades para reducir la contaminación, detener el cambio climático y, en suma, salvar al planeta.

Atendían a la convocatoria realizada por la joven activista sueca en favor del medio ambiente Greta Thunberg, famosa por liderar en su país protestas estudiantiles en apoyo a esa causa en agosto de 2018.

El objetivo de Greta es institucionalizar los llamados “Viernes por el Futuro”, jornadas en las que menores de edad de todo el mundo dejen por unas horas sus actividades normales para reclamar a los adultos de hoy por los efectos que tendrán sus acciones o la falta de estas en el planeta en los próximos años.

La multitudinaria respuesta de los niños y adolescentes durante esa primera jornada lleva a pensar en lo mucho que les preocupa la situación de la Tierra.

Pero más allá de las políticas que puedan implementar las autoridades, hay un espacio en el que cada uno de nosotros puede incidir positivamente.

Se trata de las pequeñas acciones que podemos ejecutar en todas nuestras actividades cotidianas y que de sumarse a las de millones de personas alrededor del mundo tendrían un poder benéfico extraordinario.

Un ejemplo es el uso responsable del agua, que -en el caso específico de Quito- es utilizada en exceso en un promedio de 200% frente a los niveles de consumo mínimos planteados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Frente a ello, existen medidas simples de ahorro que se pueden aplicar y que constituirían una gran diferencia. Por ejemplo, se calcula que reparar fugas de agua existentes en el hogar ahorra 30 litros diarios; cerrar la llave mientras nos cepillamos los dientes o afeitamos evita el desperdicio de 10 litros; regar las plantas por la noche evita que un 50% del recurso se evapore.

En fin, los ejemplos son muchos y las decisiones deben tomarse de inmediato por el bien de todos. (O)