Una respuesta rápida a la emergencia evita riesgos

- 25 de diciembre de 2018 - 00:00

Para nadie es desconocido que Ecuador es un país de riesgos naturales constantes, como por ejemplo terremotos, erupciones volcánicas, fuertes lluvias que causan el crecimiento inusual de ríos. A esto se suman algunos períodos de oleajes o de fuertes marejadas, como la reciente ocurrida en la provincia de Esmeraldas y que activó las alertas en varias zonas costeras.

La respuesta de las autoridades fue rápida, la tragedia fue solo física porque los daños fueron en infraestructura, malecones, algunos muelles, viviendas y no se registraron muertes. Esto ocurrió al inicio de un largo feriado por Navidad y, por eso, es importante acatar las recomendaciones de las autoridades sobre riesgos.

Expertos en meteorología sugieren que lo ocurrido en Esmeraldas podría ser el preámbulo del fenómeno natural conocido como El Niño, que se caracteriza por abundantes lluvias y también marejadas. Pero la temporada de lluvias en la región Costa recién comenzó la semana pasada y las autoridades oceanográficas aún tienen que evaluar la temperatura del mar antes de sacar conclusiones. Mientras tanto, lo único que puede evitar tragedias es seguir los consejos de las autoridades. Las playas más concurridas son vigiladas permanentemente y el peligro para los bañistas se determina por el color de las banderas.

El secretario de la Presidencia de la República, José Agusto Briones, preside también el Comité de Reconstrucción de Esmeraldas y Manabí, afectadas por el terremoto de 2016. Explicó que la emergencia por el aguaje se extendió entre el 23 y el 26 de diciembre.

Se activó el Comité de Emergencias, todas las playas son vigiladas con cámaras y la información es enviada al ECU-911 para que vigile en tiempo real. Fuerzas Armadas y Policía Nacional activaron sus equipos para prestar ayuda inmediata a las personas que perdieron sus casas y se alojan en albergues. Las poblaciones afectadas por los oleajes se quedaron sin energía eléctrica, pero se trabajaba desde el domingo para restablecerla.

Junto a la ayuda llegó la solidaridad, por eso se espera que esta emergencia sea resuelta en pocos días. (O)