La responsabilidad de cuidar el patrimonio de Quito

- 10 de septiembre de 2018 - 00:00

Quito cumple 40 años como patrimonio cultural de la humanidad. Fue una de las primeras ciudades en recibir este reconocimiento. El Centro Histórico de la capital ecuatoriana es una joya, admirado por todo el mundo.

Por eso este aniversario es una fecha de celebración, pero también las cuatro décadas transcurridas obligan a una reflexión. A partir de la declaratoria, la ciudad tomó conciencia de la enorme responsabilidad que tiene en la labor de preservar el patrimonio.

De allí que las alcaldías se hayan esforzado en la preservación y también en el rescate de lugares que estaban tomados por la inseguridad. Ese fue un factor muy importante en la recuperación.

El Centro Histórico es una de las cartas de presentación que tiene la ciudad y Ecuador para atraer turistas. Un recorrido por sus plazas e iglesias patrimoniales es un deleite para los turistas. Por eso también es una importante fuente de ingresos para Quito.

Ahora que está por empezar una campaña electoral y se efectuará un relevo en el Municipio es necesario evaluar las políticas de conservación. Quienes aspiran a ser alcalde deben explicar a los electores qué planes tienen para la preservación y cuidado.

En los últimos años ha surgido un fenómeno en las ciudades. Se trata de la gentrificación; y Quito no es la excepción. La recuperación y el surgimiento de hoteles y cafeterías de lujo ocasionan que los alquileres y los productos que allí se venden suban de precio de manera considerable, lo que afecta a los vecinos que hicieron su vida allí.

Ese es un problema que debe ser atendido por las nuevas autoridades. Hay que ver también cómo impacta el metro en esta zona; la estación estará en la Plaza San Francisco. Esos son los retos, pero el 40° aniversario de Quito como patrimonio cultural de la humanidad llena de orgullo a los ecuatorianos y su conservación es un asunto nacional. (O)