Relajamiento de restricciones implica más responsabilidad

- 01 de julio de 2020 - 00:00

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional anuncio ayer cambios en las medidas que se aplican para cada color del semáforo epidemiológico y que entrarán en vigencia a partir de hoy. En la mayoría de los casos, implican reducción de horarios de las restricciones y permiso para realizar actividades de manera controlada. La excepción es Quito, en donde tal y como anunciaron las autoridades la víspera, se mantiene el toque de queda de 21:00 a 05:00; para el resto de cantones con semáforo en amarillo, la prohibición de circular iniciará a las 23:00 y concluirá a las 05:00. En la capital también continúan prohibidas las reuniones; el límite de aforo en restaurantes y negocios será 30%; hasta el 25% de los empleados públicos retornarán de manera presencial a sus labores y se mantendrán cerrados teatros y cines.

En el resto del país, en cambio, se autoriza la reapertura de cines y teatros con salas llenas hasta el 30% de su capacidad. También se autoriza el inicio de actividades en zoológicos, museos, sitios arqueológicos y parques nacionales (excepto el Yasuní) hasta el 30% de su aforo. Asimismo, se permite reabrir piscinas en espacios cerrados para entrenamiento formativo. Los centros comerciales y restaurantes en los sitios con semáforo en amarillo podrán tener clientes hasta llenarlos en un 50%. Y lo mismo para las actividades laborales presenciales tanto del sector privado y público. Además, algo que muchos están esperando: se permiten las reuniones sociales y ejecutivas hasta con la mitad del aforo del lugar en el que se desarrollen. Mientras que la apertura de las playas está prevista, con el cumplimiento de protocolos, desde el 22 de julio.

En resumen, la mayor parte del país recuperará buena parte de la normalidad anterior al inicio de la pandemia. Sin embargo, todo debe realizarse con el cumplimiento de las normas básicas de bioseguridad, que deben convertirse en un hábito ineludible hasta que se halle una vacuna o la cura para el covid-19: lavado frecuente de manos, uso de mascarilla y distanciamiento social. Si no actuamos responsablemente, las consecuencias serán duras, sin duda. (O)

Medios Públicos EP