Reforma laboral

- 10 de julio de 2019 - 00:00

En Ecuador toma fuerza la necesidad de debatir sobre la reforma laboral, un tema que se vuelve necesario debido a los cambios que ha tenido el sector de empleo con el avance de la tecnología, las costumbres de la sociedad y el desarrollo de la inteligencia artificial. El trabajo, tal y como lo conocieron nuestros padres y abuelos, está en vías de extinción.

Hoy se habla cada vez más de Teletrabajo y de opciones en las que el patrono y el empleado no están en el mismo lugar, solamente interactúan de forma virtual y se enfocan en cumplir los objetivos que le fija la empresa. Robots, aplicaciones y programas informáticos han borrado millones de plazas de trabajo, lo que hace necesario innovarse o morir.

En Ecuador rige el Código de Trabajo, expedido en 1937, que ha tenido algunas reformas, las que se han perdido entre el tiempo y el espacio y no contempla que ahora algunas industrias y comercios necesitan tener personal casi 24 horas y un ejército de emprendedores florece con un esquema laboral que no está normado.

Mientras el sector empresarial propone contratación por horas, incremento de jornada laboral o la posibilidad de cumplir la semana de 40 horas laborales en cuatro días y tener tres días libres, los sindicalistas aseguran que los derechos laborales son irrenunciables y no muestran mucha apertura para topar el tema.

Reforma laboral, con la garantía necesaria para trabajadores. Podría ser la solución para rescatar de la informalidad o de la falta de empleo a miles de ecuatorianos.

Varias casas editoriales tienen traductores y correctores incluso en países diferentes a los de su sede y coordinan por e-mail el avance de sus trabajos. El país debe subirse al tren de la innovación y el tema laboral es uno de los vagones más importantes. (O)