La ONU envía a un relator sobre libertad de expresión

- 10 de octubre de 2018 - 00:00

Con algunas excepciones, como por ejemplo durante períodos dictatoriales o cuando Velasco Ibarra mandaba a cerrar periódicos, Ecuador ha sido un país respetuoso de la libertad de prensa y de expresión. En la década anterior se aprobó una Ley de Comunicación que básicamente regulaba el funcionamiento de los medios; había una Superintendencia que aplicaba multas cuando los diarios o las radios no se alineaban con las políticas oficiales.

Una de las acciones del actual Gobierno Nacional fue la eliminación de esta Superintendencia y, al mismo tiempo, el envío a la Asamblea de un proyecto de ley para reformar la Ley de Comunicación que en la actualidad está en un proceso de debate del que no solo han participado legisladores, sino también representantes de la prensa nacional y de los gremios de comunicadores.

También ha sido vital la participación de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) que planteó algunas observaciones a la ley. El relator de la CIDH, Édison Lanza, ha visitado en dos ocasiones nuestro país para recibir informes de todas las entidades que conocen el tema de la comunicación. En ese mismo marco, desde la semana pasada se encuentra en el país el relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), David Kaye, para conocer la realidad sobre las libertades de prensa e información. Una visita de esas dimensiones obedece siempre a la invitación del Presidente de la República, algo que no ocurrió nunca en la década anterior.

Durante sus encuentros con comunicadores y autoridades Kaye dijo: “Espero con interés entender el proceso de transición que está atravesando Ecuador, y sugerir recomendaciones que fortalezcan el marco legal y su implementación en el área de la libertad de expresión de las personas, periodistas y medios de comunicación”. El relator tiene prevista hoy una reunión con el presidente Lenín Moreno y con la Asamblea Nacional. Temas como la seguridad de los periodistas, la protesta social y los derechos de las personas también serán evaluados por Kaye. (O)