En Nicaragua, la mayor parte de víctimas son estudiantes

- 17 de julio de 2018 - 00:00

Los combates son desiguales, el ejército, la Policía y los paramilitares con fusiles modernos; los estudiantes con piedras e improvisadas bombas que denominan morteros, y también con barricadas, aguantan el asedio pero no pueden evitar la muerte de sus compañeros.

Así describen lo que ocurre en Nicaragua los defensores de los derechos humanos que intentan, sin éxito, parar la represión que, según fuentes oficiales, ha causado 273 muertos desde que estalló el conflicto el 18 de abril, o 351 según la oposición al régimen que encabeza el exguerrillero Daniel Ortega y su esposa.

El fin de semana fue uno de los más terribles, de acuerdo con la información transmitida por corresponsales de agencias de noticias desde Masaya, sur del país, donde se ha concentrado la resistencia. La mayoría de muertos son jóvenes estudiantes que demandan la renuncia de Ortega y su esposa tras el contundente fracaso del proceso de diálogo que tuvo la intermediación de la Iglesia.

A tono con la vocación democrática de respeto por la vida y los derechos de las personas, el Ministerio de Relaciones Exteriores del Ecuador difundió el domingo un comunicado mediante el cual expresa su preocupación por el empeoramiento de la situación política y el incremento de la violencia en Nicaragua. “Ante la incesante violencia que ha ocasionado 273 víctimas mortales y centenares de heridos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Ecuador, con apego a su compromiso con la promoción y protección internacional de los derechos humanos reitera su profunda preocupación por la grave situación que impera en el país centroamericano”.

Es una invocación a la sensatez, al respeto a la vida de las personas más allá de la orientación ideológica de quienes gobiernan una nación. El derecho a la vida no tiene nada que ver con un pensamiento de izquierda o de derecha, se trata de que quienes gobiernan vean más allá de sus intereses personales. No es normal que un país en tres meses de conflicto exhiba 273 o 351 muertos y que sean los estudiantes el principal objetivo de la represión. (O)