Los mexicanos reafirman su esperanza en López Obrador

- 04 de julio de 2018 - 00:00

Los diarios más importantes de Estados Unidos, The Washington Post y The New York Times, coinciden en que, pese al contundente triunfo de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en las elecciones del domingo, será difícil acabar con la corrupción y con la violencia generada por los carteles de la droga.

La visión de los dos rotativos es pesimista, no toman en cuenta que, precisamente, por el amplio apoyo recibido en las urnas, el presidente electo entra con fuerza, tiene más del 50% de apoyo de la población, de los municipios y del congreso. Las elecciones mexicanas fueron las más concurridas de los últimos años y el electorado entendió que quería un cambio, una ruptura con el statu quo que ha dominado la política en las últimas décadas. De lo que se puede observar por los discursos, AMLO tiene todas las condiciones de seriedad para cumplir las ofertas que presentó en la campaña electoral, y que no fueron pocas.

El vecino del norte, la eterna preocupación mexicana, dio señales de que quiere dialogar, eso es un punto a favor del nuevo mandatario. No se puede gobernar con ataques o rencores; y si bien la relación entre EE.UU. y México ha pasado por momentos conflictivos desde que Donald Trump llegó al poder, la actitud de López Obrador es de total apertura a una relación que respete la dignidad de los mexicanos.

Una característica de México es que, pese a estar entre las mayores economías mundiales, es de los más desiguales en el reparto de la riqueza. Es un país respetuoso de los acuerdos comerciales y, en materia internacional, coincide con la posición ecuatoriana de no injerencia en asuntos internos de otros países.

Los 32 millones de votos recibidos otorgan a AMLO un enorme respaldo para iniciar el camino de erradicar la violencia y la corrupción. Morena se llama la organización política creada por López en 2011, reconocida por la autoridad electoral en 2014; y el lema que recorrió todo el país fue “La esperanza de México”. Los mexicanos votaron llenos de expectativas por su futuro. (O)