El Médico del Barrio cumple importante función social

- 31 de agosto de 2018 - 00:00

Especialmente en la periferia de las grandes ciudades del país se carece de servicios básicos, como por ejemplo el agua potable. También son escasos o distantes los dispensarios médicos; por eso existía la necesidad de generar programas y políticas públicas para que la salud llegue a las personas que más lo necesitan y que por diversas razones no pueden acudir hasta un hospital en busca de atención.

El Médico del Barrio, que forma parte del programa integral Toda una Vida, es una de las políticas sociales más importantes impulsadas por el Presidente de la República desde que asumió el poder; ya cumplió un año y se ven algunos resultados tangibles que fueron explicados por funcionarios del Ministerio de Salud Pública (MSP) bajo la premisa de “acercar los servicios de salud a la comunidad”.

El MSP explica que se trata de una estrategia de abordaje en la atención de salud, que tiene como objetivo consolidar un modelo de atención integral y garantizar el acceso equitativo a los servicios de salud a la población, “con énfasis en los grupos prioritarios y vulnerables, acercándolos a la comunidad”.

El plan fue presentado el 30 de agosto del año pasado, simultáneamente en Santa Elena, Alausí y Guaranda. Desde allí comenzó a proyectarse hacia todo el país y llegó a 270.169 personas. Se organizaron en total 1.878 equipos de atención integral de salud con personal del MSP. La estrategia, explicaron las autoridades, tiene dos etapas: la identificación y la captación en el territorio, lo que equivale a recorrer todos los sectores.

Los equipos llegaron a 68.196 barrios y se hallaron con diversas realidades, especialmente de marginación y abandono. Se encontraron con adultos mayores, mujeres embarazadas, niños menores de 2 años; menores de 5 años en riesgo de malnutrición, con vacunas incompletas, personas con discapacidad física, auditiva, visual, intelectual, de lenguaje; personas con problemas de salud mental; privadas de la libertad; con enfermedades crónicas no transmisibles, tuberculosis, incluso casos de VIH. (O)