El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mar.28/Sep/2021

Actualidad

Tendencias
Historias relacionadas

Las vacunas y la esperanza

21 de enero de 2021 00:00

Un país entero estaba esperando la llegada de las primeras dosis vacunas, que aterrizaron en un vuelo comercial de KLM desde Ámsterdam. Vacunas, elaboradas por la farmacéutica estadounidense y su socia alemana Pfizer-BioNTech en su laboratorio en Bélgica, que servirán para iniciar el plan piloto de vacunación desde hoy.

El primer envío es de 8.000 dosis, de las 86.000 adquiridas a la compañía hasta febrero. ¿Por qué se recibieron menos dosis de las 20.000 que anunció el Gobierno? Por el cambio de Pfizer-BioNTech en su capacidad de producción por adaptaciones en su planta belga (Puurs).

Eso ocasionó retrasos para aplicar la vacuna en la Unión Europea. Austria, por ejemplo, reciba el 20% menos de lo comprado para luchar contra la covid-19. La farmacéutica dijo que volverán al calendario inicial de entregas en la UE a partir de la semana del 25 de enero, con un aumento de entregas a partir de la semana del 15 de febrero.

También afectó a todos otros los países que han comprado las dosis a la compañía, pero no a EE.UU. porque la planta de fabricación de Pfizer está en Kalamazoo, Michigan.

El tema de las vacunas ha sido utilizado por algunos candidatos presidenciales que están en plena campaña electoral.
Andrés Arauz, de UNES, auspiciado por el expresidente Rafael Correa, dijo en el debate presidencial del Consejo Nacional Electoral (CNE), que “somos la única candidatura que ya ha gestionado la vacuna en Argentina.

Pero “su afirmación es falsa, las vacunas que se fabricarán en Argentina se distribuirán de forma equitativa en la región”, señaló Ecuador Verifica, una coalición de la forma parte este Diario encargada de verificar el discurso público durante los comicios nacionales.

Las autoridades recibieron las dosis envueltas con la bandera de Ecuador al pie de la aeronave y hablaron de la esperanza, pero también de seguir cumpliendo las tres reglas básicas: uso de mascarillas, distanciamiento social y lavado de manos.

Algunos ecuatorianos incluso lloraron al ver la transmisión en vivo de ese momento por la televisión porque han pasado 11 meses conviviendo con el enemigo y quieren volver a su vida de antes.
Ellos, como todos, esperan salvarse y no aumentar la lista de 14.437 personas fallecidas o el número de contagiados que hasta ayer era de 234.315 ciudadanos.

Contenido externo patrocinado