Las 'unidades' ahora abundan como reflejo de plena democracia

- 21 de enero de 2016 - 00:00

La oposición de izquierdas y derechas (unidas ahora como nunca antes) revela lo que niega: plena libertad para actuar, expresarse, reunirse y plantearse la toma del poder político. Es saludable para nuestra democracia observar las citas y encuentros en distintas ciudades del país.

Y al mismo tiempo preocupa la ausencia de propuestas concretas para afrontar las enormes responsabilidades de cualquier actor político con sus electores. Más allá de toda consideración proselitista nos corresponde afrontar con madurez el debate público sobre las propuestas de las que se habla: más democracia, mejor institucionalidad y una economía sana ante las dificultades producto de una crisis global por la caída de los precios del petróleo y la apreciación del dólar. Si no hay propuestas claras y soberanas, para beneficio del bienestar común, todo lo que se haga solo contribuirá al desconcierto y a la sospecha. Ya es hora de escuchar soluciones o fórmulas reales.

Ya no estamos para repetir las medidas de siempre con las cuales ya sabemos dónde se colocó al país, a los pobres y a quiénes beneficiaron sustancialmente. (O)