Las elecciones, en paz y con absoluta libertad

- 25 de marzo de 2019 - 00:00

La jornada transcurrió como casi siempre, con algunas dificultades para instalar las juntas receptoras de los votos, retrasos por causa de las lluvias en la Costa y demoras en la votación como consecuencia del abultado número de papeletas. Al contrario de elecciones anteriores, en las que los resultados se conocían apenas se cerraban las votaciones, esta vez pasaron varias horas antes de enterarnos quiénes ganaron y perdieron.

Gracias a las encuestas difundidas una semana antes de los comicios, las tendencias de votos eran conocidas, por eso había poco espacio para las sorpresas. Sin embargo, en Quito, los resultados fueron muy reñidos en las tres primeras posiciones y con una leve ventaja para el radiodifusor Jorge Yunda. En Guayaquil, la diferencia a favor de Cynthia Viteri sobre Jimmy Jairala parecía inalcanzable, en tanto que en Cuenca, Pedro Palacios se alzó con un triunfo que para muchos fue inesperado. 

Una de las grandes diferencias con elecciones anteriores fue que el Gobierno no participó en la campaña, tampoco apoyó candidatos. El presidente Lenín Moreno anticipó que trabajará con todos los que ganaron las alcaldías o los gobiernos provinciales en todo el país. Previamente a los comicios, la Organización de Estados Americanos (OEA) había manifestado su preocupación por el alto número de papeletas y por la confusión que se armó en torno al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social; sin embargo, durante el transcurso de las votaciones expresó su satisfacción por el desarrollo del proceso electoral.

El fantasma del “fraude”, que casi siempre acecha a los procesos electorales en nuestro país, fue descartado tras las primeras proyecciones entregadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE), basadas en escrutinios reales. El CNE prefirió la cautela para evitar más confusiones y, cuando habían transcurrido más de tres horas de escrutinio, recién comenzó a entregar los resultados parciales. Para hoy se espera un panorama mucho más claro respecto de concejales, consejeros, juntas parroquiales y participación ciudadana. (O)