La nueva política exterior genera expectativa

- 13 de junio de 2018 - 00:00

Hoy asumió sus funciones de ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana un diplomático de carrera, con amplia trayectoria y reconocimiento nacional e internacional. José Valencia Amores, que desde fines de 2017 se desempeñaba como el representante oficial de Ecuador ante la Organización de Estados Americanos (OEA), el foro más importante y antiguo, que tiene su sede en la capital de Estados Unidos.

Valencia Amores reemplaza a María Fernanda Espinosa, la canciller que estuvo en esa función desde que el presidente de la República, Lenín Moreno Garcés, llegó al poder, el 24 de mayo de 2017.

La Cancillería es uno de los más importantes ministerios de la Función Ejecutiva porque allí se define la política exterior que dicta el Jefe de Estado. Espinosa fue electa presidenta de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y ahora será Valencia quien dirija las relaciones exteriores.

El nuevo canciller es doctor en jurisprudencia de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador y tiene estudios de especialización en las universidades de Harvard y Columbia, en EE.UU. Además de haber desempeñado las funciones de vicecanciller, fue embajador en Sudáfrica y miembro de las misiones permanentes que tiene Ecuador en la ONU, tanto en Ginebra como en Nueva York; incluso fue delegado de Ecuador en la Organización Internacional del Trabajo.

Una carrera diplomática y profesional de 35 años avala a Valencia Amores y su próximo accionar genera expectativas sobre la posición de Ecuador frente a diversas situaciones, especialmente políticas, que suceden en varios países de la región. Los derechos humanos son prioridades para el actual Gobierno Nacional, así como también la apertura al comercio exterior y a los tratados bilaterales.

Entre los temas pendientes está también la situación del ciberactivista australiano Julian Assange, asilado en nuestra embajada en Londres. El arribo del embajador Valencia a la Cancillería es visto con mucho interés también en el ámbito de la diplomacia. (O)