La campaña Misión Navidad sin Mendicidad

01 de diciembre de 2020 00:00

Misión Navidad sin Mendicidad. Hay que dar herramientas a las personas para salir de la calle, no dinero porque eso no soluciona el problema de la pobreza. Ese fue el mensaje de la primera Dama y presidenta ad honórem del Comité Plan Toda Una Vida , Rocío de Moreno, durante el lanzamiento de la campaña Misión Navidad, que se fue ayer en el Palacio de Carondelet.

Es una estrategia nacional para erradicar la mendicidad, el trabajo infantil y otras vulneraciones de derechos. Es una prioridad del Gobierno, por eso el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) este año ha firmado 101 convenios de cooperación para atender a 11.530 niños y adolescentes y adultos mayores, personas con discapacidad y familias que viven en las calles.

En 2020, el MIES atendió 340 personas habitantes de calle en convenios con las alcaldías de Quito y Guayaquil, además se habilitaron 33 albergues  provisionales en medio de la pandemia. Hasta septiembre de este año se han identificado 7.949 migrantes con vulnerabilidad en 15 ciudades del país, que reciben acogida.

Hasta 2019, la Misión Navidad recorría el país, agasajaba a cientos de ecuatorianos con un mensaje de solidaridad y esperanza, pero este año debido a la pandemia eso no será posible para evitar el riesgo del coronavirus.

Sin embargo, esta Navidad todos pueden ayudar y hacer donaciones de alimentos no perecibles (www.inclusión.gob.ec) para las personas que viven en pobreza y en pobreza extrema en el país.

Hay 19 distritos priorizados en 22 cantones de Ecuador. ¿Qué hace esta estrategia? Acciones para abordar a las personas vulnerables y prevenir esta situación, es un trabajo conjunto de la Policía Nacional, la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños y Adolescentes (Dinapen), alcaldías, el Plan Toda una Vida, Las Manuelas, organismos internacionales, el Ministerio de Salud, la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) y el ECU 911.

Por ejemplo, Salud da atención y acceso a sus servicios, mientras la Policía se encarga de la seguridad, la ANT ayuda con el transporte, entre otros.

La idea es no dar caridad en la calle sino donar para evitar la mendicidad en la calle, un problema que se agudiza en las celebraciones de Navidad.

 

Contenido externo patrocinado