La presencia de la justicia se siente en los casos de corrupción

31 de enero de 2020 00:00

Dos hechos de corrupción marcan estos dos últimos días. El primero es la sentencia por concusión a la exvicepresidenta de la República, María Alejandra V. Un Tribunal de la Corte Nacional le condenó a un año de prisión por cobrar diezmos a sus colaboradores en la Asamblea cuando fue legisladora de Alianza PAIS-Movimiento Alianza Bolivariana Alfarista (ABA), en 2009-2013 y 2013-2017. Ella habría exigido a tres personas que trabajaban en su despacho aportes voluntarios para su organización política. Los exfuncionarios le entregaron $ 43.000 y por ello la exsegunda mandataria tendrá que pagar $ 173.000 de indemnización.

El segundo caso de corrupción es Sobornos 2012-2016. En el juicio, que se aplazó para el próximo 10 de febrero en la Corte Nacional, están procesados 21 personas: 11 exfuncionarios de la autodenominada Revolución Ciudadana y 10 empresarios, entre ellos: Rafael C., expresidente; Jorge G., exvicepresidente; Vinicio A., exministro de Turismo; Alexis M., ex secretario Jurídico de la Presidencia, entre otros.

Ese esquema de corrupción, que involucra a las exmáximas autoridades, funcionaba de la siguiente manera: los exfuncionarios pedían aportes a las empresas privadas a cambio de asegurarles contratos de obras públicas con el Estado. El destino de esos sobornos fueron a 11 actividades, según detalló la Fiscalía: a las candidaturas nacionales de 2013, a las candidaturas seccionales en 2014, a la convención nacional de la ex organización política de Correa. También a pagos por servicios publicitarios y de comunicación, por la presentación de artistas en mítines políticos, por servicios de seguridad civil llamada “escuadrón verde”.

Además, los sobornos se destinaron a traslados y alimentación, a préstamos para cubrir desplazamiento de Correa a Tena, para festejar su cumpleaños y otros rubros. Ambos casos sientan precedentes legales en el país y son el resultado de investigaciones periodísticas. Los ciudadanos esperan que la justicia siga adelante en su trabajo para castigar a los culpables de tanta corrupción. (O)

Contenido externo patrocinado