Empieza un nuevo año escolar marcado por la inclusión

- 04 de septiembre de 2018 - 00:00

Ayer las regiones Sierra y Amazonía iniciaron clases, pero este año empiezan con una particularidad. Los niños tendrán nuevos compañeros, algunos procedentes de otro país: venezolanos cuyos padres han llegado a Ecuador tras huir de una profunda crisis económica y política.

Ese hecho representa un desafío, aunque los ecuatorianos tienen experiencia en inclusión. Ecuador es el país del continente americano con la mayor cantidad de refugiados en su territorio. ¿La causa? La violencia que vivió el vecino del norte: Colombia.

Acnur, la oficina de la ONU que se encarga de los refugiados, colocó a Ecuador como ejemplo mundial porque aquí nunca hubo campamentos o guetos. Los extranjeros fueron plenamente integrados a la sociedad y también a su sistema educativo. Ahora corresponde hacer lo mismo. Existen brotes de xenofobia, que afortunadamente son aislados y puntuales, pero que deben ser combatidos. Y la escuela, al ser un espacio de tolerancia por excelencia, requiere el especial esfuerzo de todos sus actores.

Profesores y directivos deben explicar a los alumnos esta nueva realidad e impedir cualquier acto de odio, tarea que deben acometer también los padres de familia. Antes de que sus hijos acudan a clases conviene reforzar sus valores: respeto al diferente porque un acento no es motivo de rareza o de miedo, sino de riqueza cultural.

Hay que revisar la Historia. Hasta 1830 Venezuela y Ecuador fueron parte de un mismo país: la Gran Colombia. Por eso ecuatorianos y venezolanos están hermanados. Dos referentes de nuestras guerras de independencia nacieron    en Venezuela: Simón Bolívar y Antonio José de Sucre.  

Tenemos elementos valiosos de conexión que deben ser empleados en aras de la inclusión y el respeto. La educación y la salud son derechos universales, consagrados en la Constitución. Negarlos no solo es una ilegalidad sino un   acto de barbarie. Ecuador no es un país rico, pero siempre se ha distinguido por su solidaridad. (O)