Impuesto a fundas plásticas, una medida muy necesaria

- 29 de diciembre de 2019 - 00:00

Hasta los años setenta y ochenta del siglo XX las colas se vendían en envases de vidrio, también la leche pasteurizada; a los mercados se iba con una canasta de mimbre, incluso de plástico, pero se usaba cotidianamente. La sustitución por fundas de plástico facilitó la transacción entre comprador y vendedor; en el caso de la leche y las colas, se constató que era más fácil el transporte e incluso argumentaron razones higiénicas porque las botellas de vidrio tenían que lavarse muy prolijamente para evitar la contaminación.

 Sin embargo, pocos advirtieron que ese cambio traería implicaciones graves para el medio ambiente, porque nunca se hicieron campañas para que la gente no arroje los desperdicios a los ríos y a los mares. El plástico contaminó tanto que obligó a encender las alertas ambientales y, en la actualidad, es un tema que está en la mayoría de las agendas de los líderes mundiales.

 Algunos países están muy adelantados en materia de reciclaje; en algunos se utilizan hasta cinco clases de contenedores para separar vidrios, papeles, cartones, plásticos, incluso desechos hospitalarios y colillas de cigarrillos, que pueden demorar hasta un siglo en descomponerse en contacto con la naturaleza. Lo que no tiene una solución, al menos inmediata a manera de reciclaje, son las llantas, que se acumulan en montañas a la intemperie en las grandes ciudades y muy pocas son reusadas para otros fines.

En las recientes reformas aprobadas por la legislatura consta un impuesto inicial de $ 0,04 desde 2020, hasta llegar a $ 0,10 en una segunda etapa, para las fundas plásticas que usamos para las compras en mercados y supermercados. La medida busca desincentivar el uso de fundas plásticas para reemplazarlas por papel o por bolsas de telas, que evitarían más contaminación. Galápagos había comenzado con la prohibición de los sorbetes y ya han aparecido alternativas a ese uso, obtenido del bagazo de la caña de azúcar. En un principio el cambio puede resultar incómodo, pero es necesario para contribuir a salvar el planeta. (O)

 

 

Últimas noticias
Medios Públicos EP