Ecuador, 05 de Febrero de 2023
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Imaginar la paz

Dicen los neuropsicólogos que visualizar imágenes mentales de forma repetida, logra que lo que soñamos se haga realidad. Sabemos que todo lo que hacemos comienza como un pensamiento, pero inmediatamente aparece una imagen. La capacidad de ver las cosas antes de que realmente sucedan es lo que nos permite perseguir esos sueños y, en última instancia, lograrlos. De hecho, cuanto mejor visualicemos el futuro que queremos, mayores serán nuestras posibilidades de hacerlo realidad. Se han realizado investigaciones que muestran que pensar en una acción, incluso cuando el cuerpo está en reposo, activa las vías neuronales en el cerebro como si realmente la estuviera realizando.

Es hermoso pensar que si somos suficientes las personas que nos imaginamos que habrá paz en el mundo podemoslograrla. Ojalá fuera así. Es difícil obtener una situación tranquila en la que tengamos la concentración mental suficiente para visualizar un mundo en paz. Cuando vemos en el mundo amenazas de muerte contra personas que no piensan igual que los poderosos (la condena a muerte al futbolista Amir Nasr-Azadani por apoyar las protestas a favor de las mujeres en Irán, el atentado contra el conocido periodista Ciro Gómez Leiva en México, los muertos en las manifestaciones en el Perú),   vivimos internamente una sensación de dureza e inseguridad que no nos permite adentrarnos en nuestro mundo interior. Por mucho que nos hagamos de la vista gorda, todos los días nos asaltan las imágenes de masacres, sicariatos, extorsiones, amenazas, asaltos, en nuestro país, en nuestra ciudad. Incluso hay momentos de gran sobresalto, como cuando sabemos que estuvimos en el restaurant que fue asaltado sólo unas horas antes de que dos individuos llegaran y a punta de pistola desvalijaran a dueños y comensales.

Soñar con la paz es el deseo de todo espíritu noble. Ghandi decía que enseñar sobre la paz debe empezar a hacerse con los niños. El gran profeta hindú pensaba que sólo en el alma inocente de los niños es posible impregnar la idea de vivir en armonía. Ellos naturalmente tienden a preferir la paz. Pero, además de enseñarla, añado yo, deberíamos circunscribirnos a crear paz alrededor nuestro. No podemos enfrentar la situación de crimen e inseguridad en nuestras ciudades, pero si podemosparticipar cívicamente en la vida comunitaria, en la de las asociaciones  y en las acciones del barrio. Nuestro granito de arena cultiva la paz. Ya lo decía Eleanor Roosevelt “No basta con hablar sobre la paz. Hay que creer en ella. Y tampoco basta con creer en ella. Uno debe trabajar porella”.

¿Y qué podríamos hacer?  En nuestro círculo de trabajo o de familia es importante decir lo que pensamos. Así lo dice un grupo de misioneros por la paz en su publicación The Mission Post : Usa tu voz. A veces, todo lo que se necesita para comenzar a construir una sociedad más pacífica e inclusiva es que una persona defienda lo que es correcto. Puedes empezar por denunciar cuando veas que alguien está siendo maltratado, abogando por la dignidad de los demás en tu comunidad o uniéndote a una organización local que lucha por la justicia. Al hablar cuando ves injusticias, estás ayudando a crear conciencia y creando mayores oportunidades para quienes sufren.

El mismo grupo de misioneros menciona otras formas de actuar en el entorno cercano como el de apoyar a las organizaciones que protegen y recatan a personas que son víctimas de trata. Hay más de 600.000 hombres, mujeres y niños son traficados a través de las fronteras internacionales cada año. Las organizaciones condenan la trata de personas y ofrecen apoyo y recursos para ayudar a las víctimas a escapar de la esclavitud o la prostitución. A menudo, las víctimas se encuentran con otras personas en lugares públicos mientras son transportadas. Estos encuentros brindan oportunidades para el rescate, y una persona interesada en trabajar para apoyarlas debe necesariamente aprender a buscar señales para identificar víctimas. Rescatar una vida es buscar la paz.

Sugiere también el grupo misionero en su publicación que ofrecerse como voluntario en un banco de alimentos local o en un comedor de beneficencia es otra forma de ir haciala paz. Se puede ayudar a buscar donaciones, preparar, empaquetar o distribuir alimentos a los necesitados. También se puede preguntar en parroquias como La Dolorosa De Quito sobre su despensa de alimentos deayuda a los necesitados, o revisar la página del Banco de Alimentos de Quito https://baq.ec/

Apoyar el trabajo de las organizaciones del mundo al servicio de las poblaciones vulnerables es ser un mensajero de la paz. Muchas injusticias en todo el mundo se derivan de la pobreza y la desigualdad que dejan a ciertas poblaciones más vulnerables que otras. Organizaciones no gubernamentales o religiosas sirven dentro de estas comunidades para promover la causa de los marginados e indefensos. Al apoyar el trabajo de las organizaciones, a través de la oración, la promoción o las donaciones financieras, es trabajar para traer paz al mundo. Mi organización preferida por la gran labor que hacen es el Club Kiwanis-Chuquirahua de Quito, cuya misión de voluntariado es educar a niñas de escasos recursos para finalizar sus estudios secundarios. Elcontacto para apoyar esa maravillosa labor está en este link: https://www.facebook.com/kiwanis.chuquiragua.5/

Hay miles de organizaciones en el Ecuador y, en Quito particularmente , que atienden a la vulnerabilidad de la gente y promueven así la paz y la justicia. Una de ellas, hasta hace poco dirigida por el Padre John Halligan S. J.  un apóstol a la  dedicó más de 50 años de su vida, es el Centro del Muchacho Trabajador que busca que un niño aprenda y encuentre un futuro promisorio junto con su familia a través de la formación y el trabajo. Con un centro infantil, educación inicial, básica, técnica y de adultos hacen realidad el principio del “aprendizaje a lo largo de toda la vida”. Se pude ver cómo apoyar en http://www.jesuitas.ec/centro-del-muchacho-trabajador. 

La crisis de refugiados y migrantes es una de las mayores emergencias mundiales de la actualidad y así lo constatamos en el Ecuador. Muchas personas se enfrentan constantemente a la realidad de esta crisis y están continuamente sirviendo a los refugiados necesitados que llegan. Una de las agencias de las Naciones Unidas que los atiende es ACNUR. Para ver cómo convertirse en voluntario/a, acceder a: https://www.unv.org/become-volunteer.

Pensando en la PAZ se me vienen a la cabeza muchísimas ideas. La más importante de hoy: la venida de Jesús, el mensajero de la paz. El dijo a sus apóstoles “mi paz os dejo, mi paz os doy”. Felices celebramos su nacimiento y lo honramos buscando la paz para el mundo y para nuestra patria.

La búsqueda de paz de mi época de estudiante era conseguir el fin de la guerra de Vietnam cantandocanciones y asistiendo a protestas. Recuerdo particularmente Peace Train de Cat Stevens o Give Peace a Chance de John Lennon. Todos estos personajes reverenciados como Ghandi, el Dalai Lama, Mandela, Martin Luther King, la madre Teresa de Calcutta, todos,enseñando la paz y practicándola en su vida. Pienso en San Francisco queriendo ser un instrumento del la paz de Dios y en el Papa Francisco siguiendo sus pasos en elmensaje para enero del 2023 con la 56 Jornada Mundial de la Paz, al que se puede acceder  en

https://www.vatican.va/content/francesco/es/messages/peace/documents/20221208-messaggio-56giornatamondiale-pace2023.html

Suenan en mis oídos en este momento las bellas notas de Imagine de John Lennon 

You may say I'm a dreamer,

But I'm not the only one

I hope someday you'll join us,

And the world will be as one”.

 

“Tal vez dirán que soy una soñadora

Pero no soy la única

Tengo la esperanza de que ustedes se unirán a nosotros

Y así el mundo será uno solo”.

Lectores queridos, únanse en imaginar la paz de Ucrania que debe dejar de ser sacrificada inmisericordemente , y en la del Ecuador que merece tener niños y jóvenes sanos, fuertes, soñando un futuro pleno, sin que sus vidas sean segadas de forma absurda.

¡Feliz Navidad, la fiesta más grande del año:  la celebración de la paz!

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media