Un hospital en Pedernales y el nuevo aeropuerto de Manta

- 26 de noviembre de 2018 - 00:00

Si se cuantifica toda la obra de infraestructura efectuada en la provincia de Manabí tras el terremoto del 16 de abril de 2016, la suma supera los $ 600 millones. Sin embargo, la idea gubernamental es ir más allá y en ese sentido se inició el tan anhelado proyecto de construcción de la nueva y moderna terminal aérea que estaría en condiciones de generar vuelos hasta lejanos lugares en el Pacífico Sur, como Tahití.

El aeropuerto, así como gran parte de las construcciones fueron destruidas por el fenómeno telúrico, y ahora el Presidente de la República tomó la decisión de emprender inversiones estratégicas que generen riqueza, fortalezcan el comercio, la producción, la industria, el empleo y el bienestar de los ciudadanos.

El viernes anterior fue presentado oficialmente el proyecto de construcción de las obras de la terminal aérea a un costo de $ 21 millones, con un plazo de 18 meses y la posibilidad de generar 350 fuentes de empleo. El área de construcción se duplica para quedar en 4.927 metros cuadrados, una torre de control de ocho pisos y dos plantas para embarque, desembarque y una terminal de carga. Lenín Moreno explicó que se trata de inversiones estratégicas que generan riqueza porque, al crecer la economía local, surgen actividades complementarias, entre ellas el desarrollo del turismo.

Después de Manta el Jefe de Estado se trasladó a Pedernales, que fue el epicentro del terremoto. Allí anunció la construcción de un hospital que comenzará a levantarse en los primeros meses de 2019. También se dio tiempo para recorrer varias obras de reconstrucción y reactivación económica de Pedernales, como, por ejemplo, la terminal terrestre, la unidad de vigilancia comunitaria, el mercado central.

Colocó una ofrenda floral en el malecón, donde se levanta un monumento de homenaje a quienes fallecieron en el terremoto. Manabí, la tercera mayor provincia del país, se levanta de la tragedia y para ello es fundamental el respaldo gubernamental que también incluye el dragado de su puerto, uno de los principales del océano Pacífico. (O)