Guayaquil tendrá un nuevo puente y un moderno viaducto

- 06 de octubre de 2018 - 00:00

En coincidencia con las fiestas de independencia de Guayaquil, el Presidente de la República fue a esa ciudad para anunciar la construcción del viaducto sur, una megaobra muy necesaria para dinamizar la zona portuaria, descongestionarla, aumentar la competitividad de los puertos y disminuir los tiempos de desplazamiento de la carga pesada y de los automotores que tendrán más alternativas de vías y ahorro de tiempo.

Será el viaducto más largo del país, con 44 kilómetros de extensión, cuya construcción, en un período de cuatro años, demandará 5.700 empleos directos y 8.000 indirectos. Esta obra, explicó el presidente Lenín Moreno, “es un claro ejemplo de que el diálogo y el trabajo conjunto entre los sectores público y privado, con los gobiernos locales, son generadores de cambios, de crecimiento y de bienestar”.

La obra tiene varios tramos para lograr el máximo de eficiencia. Uno de ellos, de 7,64 kilómetros, va desde la avenida 25 de Julio hasta el inicio del puente sobre el río Guayas. Otro es un nuevo puente sur sobre el río Guayas de 3,44 kilómetros, que será el más largo del país; desde el fin del puente del río Guayas a la vía Naranjal-Puerto Inca, 21,72 kilómetros; y el enlace del tramo 3 con la vía Durán-Boliche, de 11,40 kilómetros.

El Jefe de Estado explicó que el proyecto es un modelo de gestión sostenible para la construcción, ampliación, mantenimiento y operación de la red vial estatal, a través de proyectos bajo la delegación al sector privado. Un dato interesante es que el Gobierno ahorrará aproximadamente $ 1.900 millones en cuatro años de inversión en infraestructura y $ 500 millones en mantenimiento vial.

La convocatoria al concurso, que está abierta a las empresas nacionales y extranjeras, tendrá una vigencia de cuatro meses. Otra novedad es la modalidad: la obra demandará una inversión de $ 1.141 millones y será concesionada a 40 años bajo la modalidad conocida como delegación, que aprovecha la experiencia del sector privado para proporcionar servicios que tradicionalmente han sido suministrados por el sector público. (O)