El segundo desembolso del FMI a Ecuador

24 de diciembre de 2020 00:00

El FMI. Ayer llegó a Ecuador el segundo desembolso de $2.000 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI). Eso anunció el presidente de la República Lenín Moreno en su cuenta de Twitter.

El directorio del organismo internacional aprobó, el 21 de diciembre pasado, la primera revisión de las metas programadas con este país.

¿En se utilizarán los desembolsos? Las prioridades son atender gastos relacionados con salud, educación y protección social. También servirán para pagar a proveedores, Gobiernos Autónomos Descentralizados y otras entidades. Con estos pagos se inyecta liquidez a la economía y se aporta a su reactivación.

El acuerdo con el FMI viabilizó desembolsos de otros organismos, que llegaron en este mes:  $514 millones del Banco Mundial, $261 millones del Banco Interamericano de Desarrollo y $138 millones del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

El FMI estableció como requisito para este nuevo desembolso la aprobación de la Ley Anticorrupción, un instrumento para luchar contra los delitos relacionados con ese tema en un país donde el expresidente Rafael Correa, quien gobernó durante 10 años, fue sentenciado por cohecho en el caso Sobornos 2012-2016.

Su nombre y el de su exvicepresidente, Jorge Glas (también condenado por Sobornos), constan en la placa de la vergüenza, develada este lunes afuera del Palacio de Carondelet. Esta recuerda a los ecuatorianos que ellos cometieron un delito y recibieron coimas para beneficiarse personalmente o a su movimiento.

Pero aún faltan las reformas al Código Orgánico Monetario y Financiero para fortalecer la dolarización en Ecuador. Pero este trabajo está en las manos de los 137 asambleístas.

Como escribió el editorialista de este Diario, Simón Zavala Guzmán: Hoy esos organismos internacionales tienen tasas de interés más bajas que la banca nacional. “Qué hubiera sido de este país, si el Gobierno no hubiera acudido al FMI para solicitarle un préstamo de $6.000 millones, luego de que la década saqueada, no le dejara ni los huesos en la “mesa servida” que con tanta parafernalia le entregaron”.

 

Contenido externo patrocinado