La salida de la Alba y una propuesta de soluciones

- 25 de agosto de 2018 - 00:00

En diciembre de 1994, en Miami, fue creada la ALCA (Asociación de Libre Comercio de las Américas) con la idea de expandir el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que buscaba reducir progresivamente las barreras arancelarias de todos los países, pero Cuba no fue incluida. Diez años después, en el mismo mes de diciembre, los comandantes de Cuba y Venezuela crean la Alba (Alternativa Bolivariana para América Latina) con el propósito de luchar contra la exclusión social y la pobreza.

Entre las dos siglas la única diferencia es una consonante, la C por la B. A la Alba se sumaron algunos países del Caribe, Bolivia entró en 2006, Nicaragua en 2007 y en 2009 ingresó Ecuador. Con la salida de nuestro país, anunciada por el canciller José Valencia el jueves, la Alba queda integrada por Venezuela, Bolivia, Cuba, Antigua y Barbuda, San Vicente y Granadinas, Dominica, Nicaragua, Surinam y Santa Lucía; y tres observadores: Haití, Irán y Siria.

En tiempo presente, América Latina observa atónita el éxodo diario de venezolanos que salen de su país en busca de trabajo o de solidaridad. Y precisamente la Alba, que debería actuar, mantiene una actitud pasiva y contemplativa. Esa es una de las razones por las cuales Ecuador no continuará su participación dentro de esa alianza, a cuyo nombre original se agregaron tres letras, por pedido de Bolivia, para quedar como Alba-TCP (Tratado de Comercio de los Pueblos).

Con su decisión, el Gobierno Nacional busca ratificar la independencia del país, basada en principios, en su accionar general en política regional. El éxodo de venezolanos ha generado una crisis humanitaria de impredecibles consecuencias y es necesario agotar todas las instancias para ayudar a superarla. Ecuador, miembro y fundador de la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas), espera que este organismo facilite soluciones a la masiva emigración.

Como iniciativa propia, Ecuador ha facilitado el traslado por vía terrestre de centenares de venezolanos que ingresan al país para dirigirse a Perú y al sur del continente. (O)