Un pie en el futuro

- 06 de julio de 2019 - 00:00

El uso de la tecnología implica retos para la sociedad. La industria de los medios de comunicación enfrenta el desafío de evolucionar sus procesos editoriales a los flujos de internet.

Para un grupo de organizaciones la llegada de la red ha implicado una crisis en sus modelos de negocio; para otros ha sido una oportunidad de crecimiento. Dentro de las empresas se ha tenido que cambiar incluso la cultura organizacional.

En el día a día de una persona también se nota la incidencia de la tecnología. Solo por tomar unos ejemplos: los bancos han instalado cajeros táctiles en algunos centros comerciales y, además, promueven el uso de internet para realizar transacciones. En el Gobierno se ejecutan iniciativas para promover (y facilitar) los procesos en el mundo digital.

Aquí aparece un reto para unos y otros: la tecnología implica también un proceso de educación, un cambio cultural. La intención es facilitar los servicios, pero no todas las personas están en capacidad de asimilar esos cambios. Este es un proceso de ida y vuelta especialmente en la curva de crecimiento.

En el mundo de los negocios ya se discute que muy pronto llegarán tecnologías 5G/6G, inteligencia artificial, criptomonedas, internet de las cosas y sensores, ciencias de datos. El solo anuncio ha preocupado a ciertos sectores económicos por la falta de profesionales en cargos de gobernabilidad que tengan la visión a futuro.

Ahora mismo, el proceso de transformación digital es lento incluso en empresas del primer mundo. El cambio de paradigma es el más complejo de asimilar por su afectación en el negocio, los hábitos de consumo y la cultura.

El informe de la empresa Dell Technologies México denominado El Futuro de la Economía, por ejemplo, adelanta que en los próximos años, el 54% de los negocios en mercados emergentes se realizará con criptomonedas.

El mismo documento indica que se generarán nuevas dinámicas en temas de seguridad, privacidad de datos, transparencia, confianza, gobernabilidad, creación de empleos, educación e impacto ambiental.

Los gobiernos tienen la tarea de generar políticas públicas para la transformación digital. Muchas organizaciones editoriales han logrado superar las barreras y adaptarse a la nueva era. (O)