Ecuador es un destino verde, según los afamados WTA

- 04 de diciembre de 2018 - 00:00

Se volvió una costumbre que Ecuador siempre sea premiado en los concursos internacionales sobre destino turístico sustentable. No se trata solo de las islas Galápagos, que son Patrimonio de la Humanidad; Guayaquil, Quito, Cuenca y la región amazónica aparecen siempre galardonados, ya sea por la calidad de sus hoteles, de los restaurantes y la gastronomía, los paisajes, el clima, las montañas y los volcanes.

El país de los cuatro mundos, como es conocido Ecuador, se ratifica como un destino privilegiado a escala mundial debido a sus impresionantes espacios turísticos que muestran la belleza natural y animal, a lo cual debe sumarse el aporte de su gente que recibe a cientos de viajeros, nacionales o extranjeros, todos los años.

El 1 de diciembre, en Lisboa, Portugal, el reconocimiento fue para la Empresa de Turismo de Guayaquil que trabaja desde hace cuatro años para elevar la categoría de la ciudad que fue premiada como “destino verde líder del mundo”, de acuerdo con los World Travel Awards (WTA), la máxima entidad turística del mundo.

Guayaquil superó a otras ciudades importantes como Londres, Río de Janeiro, Miami, Atenas y San Petersburgo. También fue reconocido como hotel verde líder del mundo el Finch Bay, ubicado en las Galápagos, que obtiene por quinto año consecutivo el galardón que reconoce su gestión turística basada en altos estándares de sostenibilidad.

En septiembre pasado Guayaquil acogió la ceremonia de premiación de los XXV premios WTA y Ecuador ganó en total 25 premios en las categorías destino de viajes de negocios, destino líder de eventos y festivales. Quito obtuvo entonces cuatro premios, entre ellos su aeropuerto Mariscal Sucre, que fue elegido como líder en Sudamérica, y la capital fue designada como destino líder de Sudamérica.

Guayaquil también ha merecido reconocimientos por su aeropuerto José Joaquín de Olmedo y Cuenca por su hotelería clásica instalada en un centro histórico y colonial reconocido mundialmente. Ecuador no está lejos de convertirse en una potencia turística. (O)