Cuenca hacia el bicentenario y mirando siempre al futuro

- 03 de noviembre de 2018 - 00:00

Pocas ciudades del mundo reúnen características tan exclusivas como haber sido fundadas en un altiplano rodeado de ríos y contar con una arquitectura colonial reconocida como Patrimonio de la Humanidad. Orgullo de su pasado y de su presente y también mucha confianza en su futuro.

Así es Cuenca, capital de la austral provincia de Azuay que hoy conmemora 198 años de su independencia, que se constituye en la única ciudad en contar con un tranvía, el sistema de transporte público más ecológico que existe y que al mismo tiempo es un atractivo turístico, porque recorrerá el centro en medio de sus estrechas calles rodeadas de casas con balcones, de iglesias y conventos.

Cuenca se convierte en una potencia económica por los emprendimientos de empresarios locales que invirtieron y desarrollaron empresas que generan mano de obra calificada. Un informe actualizado sobre el potencial industrial de Cuenca señala que en 2017 las empresas cuencanas exportaron un total de $ 230 millones a 32 países de Latinoamérica, Europa y Estados Unidos.

Ese potencial se resume en que una de las mayores fábricas de llantas latinoamericanas, con tecnología alemana, produce y exporta a los mercados mundiales. Cuenca es también una de las mayores fabricantes de electrodomésticos o línea blanca.

Asimismo, la ciudad es una de las grandes productoras de muebles que también se exportan y se venden en la mayoría de  ciudades de Ecuador. Un dato, el comercio, la industria y la construcción juntas facturaron el año pasado $ 3.880 millones.

La provincia también es una potencia artesanal por los sombreros de paja toquilla y el oro que se trabaja en Chordeleg. De Azuay y de la vecina Cañar ha salido el mayor número de inmigrantes que aportan en la economía mediante el envío de divisas.

Y también Cuenca y sus valles aledaños se han convertido en un atractivo para que ciudadanos de otros países se instalen allí. Hoteles de todas las categorías y un parque nacional, El Cajas, son también de gran atracción para el turismo de nacionales y extranjeros. (O)