Ecuador, 06 de Octubre de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Cuenca, anfitriona de la III cumbre mundial Hambre Cero

En octubre de 2001, cuando todavía era candidato a la presidencia de Brasil, Lula da Silva dio a conocer su mayor programa social denominado ‘Fome Zero’ (Hambre Cero), que sacó a millones de personas de la extrema pobreza, mejoró sus condiciones de salud e higiene y fue el principal pilar que sustentó sus dos períodos presidenciales (2003-2006 y 2007-2010). El hambre y la desnutrición casi siempre van de la mano y el programa brasileño fue pionero de una experiencia que luego se replicó a otros países con el auspicio de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura).

Con la presencia de 2.500 delegados, nueve expresidentes o jefes de Estado de todo el mundo, en Cuenca se llevó a cabo la III cumbre mundial Hambre Cero, que contó con la presencia del presidente Lenín Moreno. Durante los dos días que duró la reunión se abordaron diversas  temáticas, cuyo eje central fue el hambre y su vinculación con los derechos humanos, la contaminación ambiental, la soberanía alimentaria y la protección agroecológica. Durante el encuentro se abordaron las experiencias que varios países han desarrollado para garantizar políticas de alimentación, especialmente de los niños de entre cero y cinco años, que es la etapa más importante para un crecimiento sano.

Lenín Moreno fue mucho más allá de los enunciados y aseguró que el hambre en el mundo tiene que ver con la codicia y es una realidad injusta y cruel. El trabajo para erradicar este fenómeno debe ser obligatorio. Puede que lo logremos o puede que no, pero hacia allá debemos apuntar, no solo con respecto al hambre, también sobre salud, educación y seguridad. Esto último tenía relación con la crisis que vive el país desde enero pasado cuando grupos narcoguerrilleros provenientes de Colombia sembraron el terror en la frontera norte de Esmeraldas con un saldo de siete muertos. Los seres humanos, manifestó Moreno, deben aspirar a un mundo con “armas cero”. El Plan Toda una Vida, que es uno de los ejes del programa social del Gobierno va en la dirección de lograr mejores condiciones de vida. (O)

Contenido externo patrocinado