Sin la corrupción, ayuda por el covid-19 sería más amplia

09 de junio de 2020 - 22:37

Ecuador sufre dos pandemias: covid-19 y la corrupción. Es doloroso escuchar a diario las cifras de contagios, fallecimientos y congestión en los hospitales (como ocurre en estos días en Quito), así como las noticias de empresas que se cierran en medio de la pandemia. Pero es indignante conocer que en esta emergencia hay cerca de 50 actos de corrupción y 60 entidades públicas investigadas por denuncias de sobreprecios y contratos a “dedo” para la compra de medicamentos, fundas para cadáveres, alimentos de primera necesidad, entre otros.

La lucha contra la corrupción es una prioridad del gobierno de Lenín Moreno, ya hay resultados y respuestas de las entidades de control. Las instituciones tienen autonomía, libertad e independencia para actuar y nunca antes en el país se ha hecho tanto por la lucha contra la corrupción.

En ese contexto, uno de los casos más sonados es el del Hospital Teodoro Maldonado Carbo, en Guayaquil, donde se investigan irregularidades en la adquisición de insumos médicos y en las que está involucrado el expresidente de Ecuador, Abdalá Bucaram. El perjuicio al Estado por este caso bordea los $ 12 millones. Con ese monto, la cobertura del Bono de Protección Familiar, creado por el Gobierno para ayudar a las familias vulnerables, se hubiera ampliado a 100.000 familias adicionales.

Entre mayo y junio se beneficiaron 950.000 hogares con una transferencia de $ 120. Otro caso es el de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos, en donde se detectó el sobreprecio en un contrato de 7.000 kits de alimentos por $ 1’055.470. Con esa misma cantidad de dinero y al precio de mercado de cada uno de los productos del kit, $ 83,74, podían comprarse 12.600 paquetes para asistir a más familias que no percibían ingresos durante los primeros días de la emergencia, sobre todo.

Los casos están en investigación y la Fiscalía todavía no termina de calcular el perjuicio total de esos sobreprecios, pero con estos dos ejemplos se evidencia que los grandes perjudicados son los ciudadanos más necesitados.

Para covid-19 hay la esperanza de encontrar una vacuna y lo superemos, ¿pero cuándo y cómo llegará la cura para la corrupción? (O)

Últimas noticias
Medios Públicos EP