El contrabando deja pérdidas al Estado y a la población

- 29 de enero de 2020 - 00:00

Una de las características del ser humano es que naturaliza hábitos y conductas, a pesar de que sean negativos para la sociedad e incluso perniciosos para sí mismo. Esto último ocurre, por ejemplo, en casos como el tabaquismo, la drogadicción o el consumo compulsivo de comida, que causan problemas de salud e incluso pueden llevar a la muerte.

En tanto que manejar en estado de ebriedad, pagar coimas y hechos aparentemente más triviales, como sacar la basura fuera de horario y no usar los pasos peatonales, generan daño a corto o largo plazo en el tejido social.

Y el contrabando de mercancías y productos a través de puertos, aeropuertos y fronteras terrestres es, también, una de las prácticas que afectan al Estado y, por tanto, a todos nosotros, aunque no nos percatemos de aquello.

La defraudación tributaria producto del contrabando deja pérdidas de millones de dólares anuales al país; esos recursos deberían convertirse en ingresos para el fisco por la entrada de artículos y ser invertidos en áreas como salud, educación y seguridad, prioritarias para los ecuatorianos.

Un caso específico de los efectos negativos que produce el contrabando es lo que ocurre en las fronteras norte y sur con el tema de los combustibles. Miles de galones de gasolina, diésel y de cilindros de gas se fugan todos los meses hacia Colombia y Perú a través de pasos ilegales. El negocio resulta redondo para quienes se dedican a esta actividad ilícita, pues adquieren carburantes en nuestro territorio a precios subsidiados y los venden en las naciones vecinas a costos internacionales.

Desde hace décadas, familias enteras han hecho de esta actividad su forma de obtener ingresos. Argumentan que lo hacen debido a la falta de oportunidades en las zonas limítrofes, Y han naturalizado tanto su proceder que lo consideran, simplemente, una forma más de ganarse la vida.

El Estado, mientras tanto, pierde cientos de millones de dólares del dinero que subsidia para entregar combustibles baratos a los ecuatorianos. (O)

Medios Públicos EP