El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Dom.24/Ene/2021

Mundo

Tendencias
Historias relacionadas

La consulta reinstitucionalizó el país y recuperó la democracia

15 de junio de 2020 00:00

La Policía Nacional y la Fiscalía dan los más duros golpes contra mafias organizadas, tocan puntos muy sensibles sobre la corrupción en los hospitales y están en procesos de investigación y sentencias en otros casos muy delicados, se promueven denuncias en redes sociales que desvían la atención de la ciudadanía sobre estos temas.

No estaría mal que esas denuncias busquen esclarecer verdades gracias a la apertura democrática que se recuperó en el país, luego de 10 años marcados por un Gobierno autoritario, pero cuesta creer que solo se trata de eso. Estos actos mediáticos, además de desviar la atención de la opinión pública, pretenden sembrar dudas sobre la legitimidad de la consulta popular de 2018 y al hacerlo crean un vínculo que coincide con la agenda de quienes desde el inicio se opusieron a ella y fueron derrotados en las urnas por la ciudadanía. Una ciudadanía que votó de manera mayoritaria en favor de la independencia de las funciones del Estado y por la lucha contra la corrupción.

La consulta popular puso fin a una década de abusos, en la que se fraguaron los actos ilícitos y los excesos del poder más vergonzosos de la historia nacional. El expresidente Correa tiene sentencia en primera instancia por el caso Sobornos 2012-2016.

El atraco y saqueo millonario del Gobierno que presidió está calculado en 45.000 millones de dólares, de acuerdo a la Comisión Nacional Anticorrupción (CNA). Muchos de sus más cercanos colaboradores en el Régimen que lideró están implicados en casos de sobreprecios, lavado de dinero, tráfico de influencias, crimen organizado y peculado detectados por la Contraloría, investigados por la Fiscalía y en manos de la Justicia.

Cuesta creer que el efecto distractor y el ataque a la consulta popular no favorezcan a la agenda de los que buscan mantener su impunidad a cualquier precio, incluso a costa de la paz que requiere un país agobiado por la emergencia sanitaria y económica provocada por la pandemia. El país necesita paz y orden para recuperar el empleo, precautelar la salud y reactivar la economía.

Investiguen todo y a todos, y que los organismos competentes cumplan su misión. (O)

Te recomendamos

Las más leídas