La ciudadanía universal debe promover la solidaridad

- 05 de junio de 2018 - 00:00

Consultado por este diario sobre la situación de los venezolanos que viven en nuestro país, el viceministro de Movilidad Humana, José Luis Jácome, lo dijo muy claro: “Que vivan de una manera ordenada y regulada (...) debemos condenar mensajes vinculados con la discriminación y xenofobia (...) nosotros también fuimos los que salimos a Venezuela, por ejemplo, esa es la libre movilidad”.

La movilidad humana, las corrientes migratorias son fenómenos por los cuales han pasado todos los países en diferentes épocas. La salida más grande de ecuatorianos hacia Estados Unidos y España fue masiva tras la quiebra del sistema financiero a finales del siglo XX e inicios del XXI. La idea que transmite el funcionario es de respeto, porque el ser humano se moviliza de manera natural, busca cruzar otras fronteras, escapa de los riesgos, etc.

El Gobierno Nacional tiene un Plan de Movilidad Humana que será presentado en Manta; se trata de una estrategia destinada a que las políticas públicas sean efectivas. Se prevé firmar con el Ministerio de Inclusión Económica y Social un convenio para que las personas que retornaron al país, así como los refugiados, accedan a los servicios que ofrece esa cartera de Estado.

La Constitución de Montecristi y la Ley de Movilidad Humana señalan que las instituciones deben elaborar políticas de Estado para atender este concepto de manera integrada. Jácome resumió estas políticas en cuatro ejes: promover la ciudadanía universal y la libre movilidad en el ámbito internacional, fortalecer la protección de los derechos de la población en condición de movilidad humana, crear condiciones para generar una migración ordenada y segura; y defender la diversidad, integración y convivencia de las personas en condición de movilidad humana.

El funcionario hizo una exhortación a ser solidarios con los extranjeros que por diversas razones deciden quedarse en Ecuador. Todos los que quieren radicarse en el país tienen un tiempo de permanencia, en el cual deben legalizar su estatus migratorio. (O)