El caso de Assange y la situación de Venezuela

- 15 de junio de 2018 - 00:00

El nuevo canciller, José Valencia Amores, definió algunas líneas de lo que será la política exterior ecuatoriana de cara a los próximos meses y años. Era casi previsible que un tema de enorme preocupación fuese la situación del australiano Julian Assange que, desde 2012, está asilado en nuestra embajada en Londres.

Es una situación incómoda y compleja que se ha convertido en anecdótica debido al período tan prolongado de permanencia en una embajada, incluso superior al tiempo de asilo del político peruano Víctor Raúl Haya de la Torre en la embajada de Colombia, en Lima, entre 1949 y 1954. Assange permanece incomunicado después de quebrantar en varias ocasiones la promesa de no interferir en asuntos políticos de otros países. Su situación es preocupante y la solución es urgente.

De acuerdo con una de sus primeras entrevistas que concedió a Teleamazonas, se nota que Valencia tiene algunas soluciones para el caso. La salida es de carácter diplomático y por eso “tenemos que juntar las piezas”, no puede ser una solución unilateral (de Ecuador) y en la conversación con los ingleses se verá cómo esto ocurrirá.

En política internacional, la discusión es sobre contenidos y metas para alcanzar el desarrollo de las relaciones, a criterio del diplomático de carrera que, hasta antes de asumir el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, se desempeñaba como representante de Ecuador en la Organización de Estados Americanos (OEA).

Un tema de preocupación internacional es el de la situación de Venezuela y, en ese sentido, Valencia explicó nuevamente el respeto de Ecuador a los principios de la autodeterminación de las naciones y a la no injerencia en asuntos de orden interno. Aquello no significa que no exista preocupación.

Mientras el 5 de junio la Asamblea de la OEA mocionaba la suspensión de Venezuela (Ecuador se abstuvo) el Gobierno Nacional proponía que en ese país se llevara a cabo una consulta popular que ofrezca garantías a todos los venezolanos que acudan a las urnas. (O)