En medio de la crisis también hay buenas noticias en el país

- 05 de julio de 2020 - 00:00

Los efectos sanitarios y económicos de la pandemia, la revelación de contratos con sobreprecios para la provisión de insumos durante la emergencia o el descubrimiento de la venta de miles de carnés de discapacidad, parecen dibujar un panorama sombrío y de difícil solución para el país. Pero en medio de las malas noticias que parecen llegar todos los días, hay hechos que hacen creer en la posibilidad de que podemos salir adelante.

El viernes pasado, por ejemplo, se conoció que el programa gubernamental de entrega de créditos productivos Reactívate Ecuador ha financiado, hasta el momento, a 1.049 micro, pequeños y medianos empresarios con préstamos que suman en total $ 48,9 millones. Sin duda, una gran noticia que hace alentar que, en breve, miles de pequeños negocios se reactiven, generen movimiento económico y creen plazas de trabajo.

El Presidente de la República visitó ese día en su negocio de comida, ubicado en el sur de Guayaquil, a Yadira Quevedo, una de las beneficiarias del financiamiento. En su conversación con el Jefe de Estado, la mujer relató cómo la epidemia por el covid-19 la obligó a cerrar su local, lo que afectó su economía y la de sus cuatro colaboradores, a quienes no podía pagar sus salarios; pero que tras la obtención del préstamo y la reapertura de sus actividades, ha recuperado sus ventas en 50%.

También está el caso de José Cruz, dueño de una distribuidora de fármacos en Riobamba, quien contó a este diario que obtuvo el crédito en tiempo récord y que gracias a ese financiamiento obtuvo un respiro que le permite continuar operando. En total, el Ejecutivo cuenta con $ 1.150 millones destinados a este tipo de ayudas.

Pero las buenas nuevas llegan también de otros lados. Los ejecutivos de la fábrica de la centenaria bebida ambateña Fructi Soda planifican iniciar sus exportaciones a EE.UU. este martes, con un envío de 40.000 botellas al mercado de Nueva York. Esto, sin duda, significa un impulso para la empresa.

Hechos alentadores todos estos que llevan a pensar que, a pesar de la difícil situación que atravesamos, hay esperanza de recuperarnos. (O

Medios Públicos EP