Una larga amistad que cumple los primeros cien años

- 08 de septiembre de 2018 - 00:00

El presidente Lenín Moreno terminó una visita a Japón, la tercera mayor economía del planeta. Lo hizo porque este año se conmemora el centenario de las relaciones diplomáticas entre Ecuador y el país asiático.

Hace 100 años esta historia de amistad se inició. Era 1918 cuando el científico Hideyo Noguchi llegó a Guayaquil; su labor fue fundamental para enfrentar la segunda epidemia de fiebre amarilla que asolaba a la ciudad. Una calle de la urbe lleva el nombre de este japonés en muestra de agradecimiento; su legado siempre es motivo de recordación y homenaje.

Moreno respondió a la visita que hiciera el ministro de Relaciones Exteriores nipón. Entre otros objetivos, el que más destaca en esta gira es el de posicionar a Ecuador como destino internacional de inversiones, de allí la reunión con empresarios y la visita a Kioto. Al ser un archipiélago, Japón necesita recursos que Ecuador puede proveer. Por ello se habla ya de un acuerdo comercial a mediano plazo que sea complementario.

La economía nacional atraviesa por un momento de definiciones en que se requiere el empuje del sector privado, nacional y extranjero. Las condiciones están dadas a través de incentivos e infraestructura para que se genere empleo, por lo que la promoción del portafolio de inversiones, que abarca diversas áreas, se hace urgente.

La cooperación se profundizó con un préstamo por $ 70 millones para financiar el cambio de la matriz energética de Ecuador, un área en la que se ha avanzado, pero que aún queda camino por recorrer. En plena crisis ecológica, el mundo necesita energía limpia y el país de la mitad del mundo está en capacidad de proveerla.

Ecuador y Japón tienen una historia en común, los une la inmensidad del océano Pacífico. Han terminado los primeros 100 años de amistad y ahora, en esta nueva etapa, corresponde afianzar y profundizar las relaciones, no solo comerciales, sino también políticas y culturales. (O)