Manta recupera su puerto y su actividad comercial

- 06 de noviembre de 2018 - 00:00

Hace poco más de dos años el puerto de Manta, uno de los más importantes del país, estaba desolado por el terremoto que afectó principalmente a las provincias de Manabí y Esmeraldas. Muchos edificios se destruyeron, el barrio Tarqui, el más populoso de la ciudad, prácticamente fue destruido y luego sometido a una completa reconstrucción, que hoy en la actualidad comienza a convertirse en realidad.

Sin el apoyo gubernamental y sin el respaldo de su gente, cualquier esfuerzo hubiese sido infructuoso; el comercio ha repuntado, los mercados funcionan, el puerto recibe barcos cruceros con turistas, en los muelles se desembarca gran parte de los carros importados y la pesca artesanal y la de exportación trabajan con normalidad.

Manta acaba de cumplir 96 años de su cantonización y con muy pocas huellas de aquel terremoto. La inversión para recuperar la infraestructura fue de $ 476 millones; los empresarios privados no se alejaron de Manta, la Cámara de Comercio inyectó $ 242 millones en la construcción de hoteles, edificios de departamentos, restaurantes y plazas comerciales. El empresario invirtió y creyó en su ciudad, cuyo puerto ha retomado su ritmo de trabajo.

Una inversión público-privada de $ 46 millones permitirá modernizar los muelles pesqueros y se comenzará con un dragado en una zona de 14 hectáreas para no afectar el flujo de embarcaciones. Se calcula una extracción de 500.000 metros cúbicos de sedimentos que serán depositados en una quebrada marina a 1,5 millas del lugar de limpieza.

En los próximos días comenzará el dragado, cuyo plazo de finalización será en febrero del próximo año. Según la Autoridad Portuaria de Manta, ese trabajo no se realizaba desde hace 40 años y el costo será de $ 2,4 millones, que corresponden a un crédito del Banco Mundial por un total de $ 24,5 millones.

La nueva infraestructura reemplazará a la que sufrió daños en el terremoto. La Autoridad Portuaria y la Capitanía del Puerto compartieron la información con los pescadores artesanales y con las grandes compañías pesqueras. (O)