Primera flota eléctrica de taxis cumple 2 años

- 01 de mayo de 2019 - 00:00
La cooperativa Ecotaxi fue conformada por migrantes retornados al Ecuador, quienes adquirieron los vehículos no contaminantes con apoyo estatal.
Foto: cortesía del Municipio de Loja

Loja fue la urbe del país en donde se inició con este servicio. En Guayaquil ya circulan 12 buses de este tipo, mientras en Quito la renovación se estancó.

Dos años se cumplieron ayer de la operación de la primera cooperativa de taxis eléctricos en el país, denominada Ecotaxis, en Loja.

La flota está compuesta por 30 vehículos chinos. Sus propietarios son migrantes retornados, que los adquirieron con créditos de $ 35.000 de la Corporación Financiera Nacional (CFN).

Las unidades pueden recorrer hasta 300 kilómetros con una recarga y alcanzan hasta 130 kilómetros por hora (km/h).

Aunque el proyecto ha ido bien, en términos generales, todavía hay ajustes que realizar. En diciembre pasado, por ejemplo, los conductores pidieron a las autoridades la instalación de electrolineras en el centro de la urbe.

Actualmente, el único centro de recarga que tienen es el de la firma BYD, proveedora de los automóviles, afuera del estadio Reina del Cisne.

Según Ricardo Acosta, gerente de la cooperativa Ecotaxi, el gasto en recarga de electricidad para cada asociado es de entre $ 80 y $ 90 mensuales, frente a los $ 200 a $ 300 que se gasta en los taxis convencionales en compra de combustibles.

Guayaquil es otra urbe que en los últimos tiempos ha dado pasos hacia la implementación de una flota de transporte no contaminante.

El 12 de marzo último empezaron a circular seis de los 20 buses eléctricos que componen la primera flota de este tipo de vehículos en el país.

Hasta el momento, según la compañía Saucinc, que implementó el proyecto, 12 unidades cubren rutas entre el norte y el centro de la urbe.

Al igual que ocurre en Loja, los transportistas de la capital guayasense piden apoyo con la instalación de espacios de recarga.

Andrés Roche, director de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), anunció el día que empezaron a circular los buses que hasta mediados de año estarían instaladas electrolineras en Samanes.

Sin embargo, la semana pasada se conoció que las bases de la licitación aún están siendo diseñadas.

Mientras tanto, los buses son cargados con aparatos portátiles instalados en la terminal Daule de la Metrovía. El proceso dura tres horas y permite que los vehículos recorran hasta 300 kilómetros, como ocurre con los taxis de Loja.

Entre tanto, el 24 de abril pasado un taxi impulsado por electricidad inició un período de prueba de 30 días en el puerto. La idea es que 100 automóviles se integren al servicio en una primera fase.

Estancamiento en la capital
Por otro lado, el alcalde saliente de Quito, Mauricio Rodas, suspendió en enero la compra de 50 trolebuses y 20 buses eléctricos para reemplazar a unidades municipales viejas.

En agosto pasado, el Concejo autorizó la adquisición de un crédito por $ 32,8 millones para ello.

También está pendiente la renovación de la flota de la Metrovía capitalina, manejada por un consorcio privado, lo que incluye la adquisición de 40 articulados no contaminantes.

Los transportistas calculan que necesitan $ 28 millones para el cambio y dicen que con el pasaje actual de $ 0,25 es imposible ejecutar el proceso. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: