Siete funcionarios fueron separados por accidente en vía Pifo-Papallacta

- 14 de agosto de 2018 - 21:34
Foto: EFE

El presidente de la República, Lenín Moreno, lamentó la muerte de 24 personas en el accidente en la vía Pifo - Papallacta y dispuso la separación de siete funcionarios involucrados con los controles de tránsito. 

El siniestro dejó 22 heridos, de los que cuatro están en estado crítico, hay 13 colombianos, seis ecuatorianos y tres venezolanos.

Tras desear pronta recuperación a los lesionados, el Mandatario señaló que se ha detectado errores graves en el control de ingreso y tránsito del autobús accidentado (de placas colombianas) por Ecuador.

De allí que entre las medidas anunciadas, Moreno determinó la separación de José Gálvez, director de la Comisión de Tránsito del Ecuador, el director de Policía de Tránsito, Wilson Pavón; el jefe de la Policía Nacional de Tránsito de Sucumbíos, Édison Zambrano, y los funcionarios asignados a los Centros Binacionales de Acción Fronteriza en Sucumbíos: José Aldaz, César Quishpe, el subinspector Hílaro Olvera, y el cabo Ronald Bajaña.

En rueda de prensa, el ministro del Interior, Mauro Toscanini, confirmó que el nuevo director nacional de la Policía de Tránsito es el coronel César Zapata

Añadió que instruyó al ministro de Transporte, Boris Palacios, para instalar fotorradares en todo el territorio ecuatoriano

La unidad era de transporte turístico y fue contratada en Colombia; por tanto, no cumplía rutas habituales en Ecuador.  El Ministerio de Transporte de colombiano indicó que el bus no tenía autorización "para hacer tránsito internacional".

"La prestación del servicio de turismo internacional requiere una habilitación previa del Ministerio de Transporte, la cual no ha sido asignada ni otorgada a la empresa. El vehículo tampoco cuenta con autorización para hacer tránsito internacional", afirmó esa cartera en un comunicado.

Según el gobierno colombiano, la Superintendencia de Puertos y Transporte (Supertransporte) abrió una investigación formal contra la empresa Cooperativa de Transportes Especiales del Oriente por "los hechos que dieron lugar al paso del vehículo" por la frontera entre ambos países.

En su visita a dicha empresa, con sede en Cúcuta, el superintendente de Transporte, Javier Jaramillo, constató que hubo "fraude en la documentación que portaba el vehículo".

La Superintendencia de Transporte colombiana también verificó que "uno de los dos conductores del vehículo no aparece en la base de datos del Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT)".

Patricio Carrillo, director general de Operaciones de la Policía de Ecuador, indicó más temprano que el accidente pudo originarse por una presunta afectación en el sistema de frenos del autobús; sin embargo, al término de las investigaciones se confirmarán las causas y determinarán los responsables y las sanciones pertinentes.

Según las primeras investigaciones, el bus chocó con un vehículo liviano en el que se desplazaba una familia, luego descendió sin control por un kilómetro, impactándose con infraestructura vial, estructuras de vivienda y dando varias vueltas. (I)