Quiteños se manifestaron por la paz

- 12 de octubre de 2019 - 08:35
En toda la ciudad se produjo el cacerolazo, que entre sus principales motivos fue la paz en la capital.
Foto: Cortesía

A las 20:30 del sábado 12 de octubre de 2019 el silencio sepulcral de Quito, producto del toque de queda decretado por el presidente Lenín Moreno, cambió por un repetitivo y masivo golpeteo; los capitalinos pedían paz.

En toda la ciudad inició un incesante cacerolazo que permaneció por varias horas como acompañante de los ciudadanos en una noche que puso fin al día más tenso de las protestas contra la eliminación del subsidio del diésel.

Los habitantes de la capital empezaron a golpear ollas de todo tipo con cucharas y otros utensilios como expresión de paz. “No más muertos”, era el grito colectivo de las personas, que exigen un alto a la violencia.

En el norte, centro, sur y en los valles de Quito se registraron estas señales en rechazo de los actos delictivos que se produjeron desde temprano en toda la ciudad. El cacerolazo era por la paz, pese a que en ciertos sectores fue politizado.

Desde las terrazas de las viviendas o asomados a las ventanas, los ciudadanos golpeaban las cacerolas sin ningún ritmo específico. No había un cántico establecido, era completamente libre. En sectores del sur de la ciudad incluso se lanzaron fuegos pirotécnicos.

Pasaron los minutos y algunos moradores de la urbe decidieron romper la restricción de movilización, el toque de queda, y salieron de sus casas. Los vecinos se juntaron para caminar por los barrios con sus cacerolas.

Familias enteras se unían en las marchas improvisadas. De a poco se sumaban más y más personas hasta lograr un estentóreo cacerolazo. “Paz” pedían los quiteños. La iniciativa ciudadana fue un éxito, se viralizó en redes sociales y continuará en los próximos días sino se llega a un acuerdo entre Gobierno y manifestantes.

Sin embargo, a las 15:00 del domingo está prevista la primera reunión entre líderes indígenas y el Gobierno Nacional, lo que podría ser el comienzo para frenar la violencia en la ciudad. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: